Un joven conocido por ser trabajador, amistoso y muy sociable sorprendió ayer cuando fue intervenido por agentes de Serenazgo y la PNP por haber tenido algunas rencillas verbales con su padre, por lo que fue trasladado a la comisaría de Jaén para que el hecho quede registrado o para que pueda llegar a un mejor entendimiento con su progenitor, aunque horas después este hecho tuvo un desenlace lamentable.

Christian Pierre García Carreño (30) fue intervenido por personal de Patrullaje Integrado al promediar las 10: 30 de la mañana, tras una llamada anónima a la Central de Serenazgo, que alertó que en la cuadra 4 de la calle Los Cedros se estaría suscitando un caso de violencia familiar, en donde el joven habría discutido con su padre de 62 años.

Según los vecinos, al escuchar gritos y reclamos hacia el conocido empresario de gastronomía en Jaén por parte de su hijo, decidieron llamar a Serenazgo y luego de unos minutos llegaron al lugar de los hechos y corroboraron que se tenía un aparente problema entre hijo y padre, por lo que se entrevistaron con el señor M.G.A, quien contó que habría sido víctima de agresión psicológica por parte de su hijo.

Los intervinientes trasladaron al joven a la comisaría de Jaén para las diligencias correspondientes. Al llegar a la dependencia, el joven de 30 años se mostró tranquilo, con las manos en los bolsillos, pero en el interior, cuando se realizaba el acta policial, en donde incluso los efectivos policiales de la Sección Familia le aconsejaban de tomar conciencia de lo ocurrido y valorar a su padre. En silencio y sin decir nada, derramó algunas lágrimas.

El padre del joven intervenido, incluso llegó a la dependencia policial para participar en las diligencias, pero al ver a su hijo en el interior de la comisaría se mostró muy afectado también y habría decidido ya no continuar con la denuncia de una supuesta violencia familiar.

Errada decisión

Luego de haber concluido las diligencias policiales, en horas de la tarde, cuando se esperaba que se llegue a conciliar y mejorar el vínculo entre padre a hijo, ocurrió un hecho lamentable, que preocupó a todos, reportándose que el joven Christian Pierre había intentado autoeliminarse ingiriendo un potente veneno.

Al promediar las 4 de la tarde, fue ingresado por el servicio de emergencia al Hospital de Essalud, a raíz de que habría ingerido veneno, un insecticida, pero fue auxiliado rápidamente por sus familiares, aunque en el seguro solo estuvo por unos minutos, debido a que su estado era complicado y para recibir atención de mayor complejidad fue trasladado al Hospital General de Jaén.

Se informó que todo el personal de salud de emergencias participó en la atención a este joven para salvarle la vida, y continuaban con un esfuerzo extraordinario para estabilizarlo, aunque se lo monitoreaba constantemente.

Lamentablemente, pasado la medianoche de ayer y a primeras horas de hoy, la noticia más dura para la familia de este joven salió del hospital, Christian Pierre García Carreño había dejado de existir.

Un familiar publicó en redes sociales la lamentable información y, de inmediato, amigos y conocidos lamentaron el inesperado final de un joven al que muchos amigos apreciaban por ser trabajador y solidario con todos.

Familiares y amigos del joven fallecido llegaban hasta las afueras del hospital para dar el sentido pésame a la familia, pidiendo todos que el Señor lo acoja en su reino y descanse en paz.


Contáctanos