Como cada mañana, los recicladores que se encargan de buscar en los cúmulos de residuos sólidos en el botadero municipal La Pushura, se encontraron con un penoso y triste hallazgo, debido a que se trataba de un feto que había sido arrojado horas antes.

“Nosotros entre risas comenzamos a trabajar y como siempre lo realizamos de manera cuidadosa, porque también buscamos a veces cosas que nos sean útil, antes de que venga la máquina, por eso cuando mi compañera grita y mueve la cabeza, nos acercamos a observar que es lo que había, fue muy triste porque estaba en una caja, estaba incluso con sangre, es triste encontrar esto, no es la primera vez del año, era el feto de un bebé, completo”, indicó uno de los recicladores.

Refieren que tras observar lo que encontraron decidieron avisar al personal de la municipalidad en el botadero, debido a que se trataba de un feto que incluso estaba formado y pese a que no quisieron manipularlo mucho contaron que fue un varón.

Tras dar aviso al personal del botadero, refieren que llegó incluso el responsable de la Gerencia de Servicios Municipales y Gestión Ambiental de la MPJ, Ing. Guillermo Silva Aldaz, razón por la que nos comunicamos con él, quien detalló que fue cierto lo reportado por los recicladores.

“Efectivamente, tras recibir el aviso he ido al botadero, incluso he podido observar el feto, estaba formado, los recicladores de forma responsable y humana incluso han limpiado el espacio donde lo han colocado el feto. Si me preguntan cuantos meses tenía o algo similar no sabría explicarte, pero puedo asegurar que yo vi el feto y estaba muy formado, supe que se había dado aviso a la policía, razón por la que me regresé a continuar con mis funciones”, argumentó.

Si bien es cierto, los recicladores no quisieron brindar mayor información horas después, por la misma situación que se dio, debido a la demora del personal policial, quienes por disposición del nivel central se sabe que tenían otra programación por la movilización de la población en las calles de Jaén, por ello que, al demorar, por decisión de los recicladores sepultaron al feto, puesto que estaba expuesto incluso a gallinazos.

Pasada las doce del mediodía se supo que llegó personal policial de la comisaria de Jaén, quienes, al indagar por el reporte del hallazgo del feto, fueron informados por los recicladores que ya había sido sepultado, razón por la que realizaron un acta de conocimiento del hecho.

EL DATO
Los recicladores quienes optaron por no identificarse recordaron que una situación similar ocurrió cuando iniciaban su jornada de trabajo el 21 de enero de este año, se encontró el cuerpo sin vida de un recién nacido, presumiéndose que habría nacido muerto y arrojado en el lugar o peor aún que con vida lo habrían botado en el basural.

Contáctanos