Monseñor Alfredo Vizcarra, obispo del Vicariato Apostólico de Jaén, nos brindó una entrevista donde le preguntamos sobre la donación de 140 mil soles realizados por el comité de feria Señor de Huamantanga 2022 para el proyecto de asilos de ancianos en Fila Alta y sobre el dinero restante de la colecta del año 2020 para la compra de la planta de oxígeno.

Desde la MPJ públicamente vienen solicitando cuentas sobre la donación de la feria del año pasado. ¿Ha tenido alguna conversación con el alcalde o regidores?

No, no he tenido conversaciones con el alcalde respecto a ese dinero, pero debo decir con toda seguridad que nosotros no lo hemos malgastado… Lo qué pasa es que la población o quienes estén interesados en que hagamos un informe al respecto, promovidos por quién, no sé… Porque ahora me extraña que piensen así, porque se entiende que son gente que conocen cómo funcionan las cosas, conocen que hay que hacer una serie de trámites, una serie de gestiones previas para poder hacer las cosas como se debe y en eso estamos.

¿Se le ha solicitado de manera formal que se informe del dinero?

A mi ninguna autoridad de la municipalidad me ha escrito siquiera para pedirme algún informe, bueno si lo hacen públicamente por los medios de comunicación, debo decirles que esa no es la manera. Si tienen alguna duda o quizás alguna inquietud que están pensando relacionados a los problemas de la ciudad, porque esa es la preocupación que deben tener, supongo, que les preocupa los ancianos de nuestra sociedad, si eso les preocupa, pues que hagan las gestiones como debe hacerse.

¿Cómo va el proyecto del albergue para ancianos Abraham y Sara?

Bueno, ha habido una dificultad sobre la ubicación exacta del terreno, por lo que incluso se ha tenido que realizar por segunda vez un levantamiento topográfico, con la finalidad de evitar conflictos, incluso hasta con los donantes del terreno, para determinar el área en donde se debe construir este proyecto tan importante, no solo para el monseñor, para el Vicariato, sino para todos, para toda la sociedad. Estamos próximos a convocar una reunión del comité gestor para el siguiente paso, pero se debe entender que sin este paso no podemos avanzar, no podemos construir, no podemos hacer nada.

¿Qué decirle a la población en general que pregunta por este proyecto abocado a los ancianos?

Decirle que todos tenemos que contribuir, porque esto es un problema de todos, recordemos que todos vamos a llegar a envejecer, todos vamos a ser ancianos, entonces debemos priorizar que haya un espacio donde nuestros ancianos que no pueden ser atendidos en nuestras casas en primera línea. Es muy importante unir esfuerzos para trabajar en este proyecto enfocado y dedicado a los ancianos en abandono, que es una población muy numerosa, esto es una responsabilidad de toda la sociedad.

El gerente de la Cámara de Comercio indicó que el restante de la colecta de la planta de oxigeno es superior a 100,000 soles, ¿qué se hizo con ese dinero?

Conversamos con Lenin Colonia, con el alcalde y a sugerencia del propio Lenin hemos decidido que ese dinero lo vamos a pasar al proyecto de la casa hogar de ancianos Abraham y Sara, las palabras de Lenin Colonia fueron: ustedes dispongan. Yo le respondí: entonces pasaré ese dinero a los fondos del importante y necesario proyecto.

Contáctanos