Una persona de sexo masculino fue encontrada sin vida en la orilla del río Amoju, altura del puente Orellana, al promediar las 10 y 30 de la mañana de ayer.

El hallazgo fue reportado por una vecina que vive al margen derecho por el pasaje Perú, quien contó que había ido al corral de su vivienda y al acercarse al muro de contención visualizó que un cadáver era rodeado por aves carroñeras. Tras observar, dio aviso a sus vecinos, de igual forma al personal policial, quienes llegaron luego de unos minutos, acompañados del serenazgo municipal.

Según el personal policial, se dirigieron a corroborar la información, puesto que en algunas oportunidades dan avisos de hechos similares pero al llegar no se encuentra nada, pero en este caso los dos primeros efectivos policiales y un sereno que llegaron al lugar de los hechos cuidaron la escena, para dar aviso al personal policial de la Dirección de Investigación Criminal y a los efectivos de rescate para que puedan realizar el levantamiento de cadáver, debido a que el ingreso era inaccesible.

Durante algunos minutos, varios ciudadanos llegaban para observar si se trataba de su familiar, además se entendía que el cadáver aparentemente no era de algún indigente o persona con problemas adictivos, que son vistos siempre por esta zona.

Al lugar de los hechos también llegó la representante del Ministerio Público, Dra. Rosa Falla Salazar, fiscal de turno, acompañada de la médico legista Melisa Mori, quienes participaron de la diligencia del levantamiento del cadáver de la persona de sexo masculino, que vestía una polera color gris y pantalón negro.

Desafortunadamente al cadáver no se le encontró algún documento que permita identificarlo, razón por la que se dispuso que el cuerpo sin vida sea trasladado al Instituto de Medicina Legal de Utcubamba, para que se realice la necropsia de ley, con el principal objetivo de conocer las causas de su muerte y esperar que algún familiar logre reconocerlo, tras las imágenes difundidas en redes sociales.

Cuando el personal policial realizaba el levantamiento del cadáver no se habría encontrado rastros o indicios que habría sufrido algún acto violento, por lo que aún es materia de investigación el motivo o circunstancias de su deceso y cómo es que llegó hasta este lugar. Se presume que como máximo haya fallecido durante la noche del lunes o madrugada de ayer martes.

Alrededor de las 7 de la noche de ayer, a la dependencia policial llegó una persona de sexo femenino, quien contó que al observar las imágenes de la persona que había sido encontrada sin vida horas antes, reconoció que era familiar, a la vez por el mismo dolor, tristeza de haber perdido a su ser querido, evitaron brindar información alguna.

El cadáver encontrado habría sido identificado como José Santos Santa Cruz Cunia de 66 años, natural de la provincia de Jaén.

Contáctanos