Los compradores de café, además de negociar, se enfocan en descubrir los rasgos distintivos de los granos aromáticos, aspirando a encontrar excelencia en cada taza. Su trabajo es fundamental para el posicionamiento de los cafés especiales peruanos en mercados internacionales y para el desarrollo de las comunidades cafetaleras. Con esta premisa, Nara Byun, empresaria japonesa se llevó el café de la ganadora de la Taza de Excelencia 2022, Blanca Flor Córdova, al precio de 7,850 dólares por quintal, superando al del año pasado que fue de 5,460 dólares.

Café de exportación
Blanca Flor Córdova Jiménez es natural del distrito de San José del Alto, provincia de Jaén, pero cultiva y produce café en el distrito Tabaconas en la provincia de San Ignacio. Se convirtió en la ganadora y primer puesto de la Taza de Excelencia Perú 2022, certamen que promueve la Central Café y Cacao del Perú con apoyo de USAID en el marco del Proyecto Comunidad de Cafés Especiales. Su café de variedad Geisha y proceso lavado obtuvo 90.39 puntos en taza.
Como en todas las ediciones de Taza de Excelencia Perú, los cafés ganadores participan en la Subasta Electrónica Internacional COE y en el 2022 se recibieron alrededor de 2,400 ofertas de compra. El café ganador de Blanca Flor Córdova fue vendido hasta en 78.50 dólares por libra a la compradora japonesa, Nara Byun de Snow Beans Coffee.

Nara Byun
Nara Byun fue compradora de una gran parte del café de Blanca Flor. Participó como jueza internacional de la Taza de Excelencia Perú 2022, indica que antes de comprar un café es importante entender sus características. “No se trata solo de un café con una puntuación alta, sino del porque tiene esa puntuación”, manifiesta. Agrega que para evaluar un café analiza diversos atributos.
Además, reconoce el trabajo de los productores peruanos que aplican procesos como la fermentación anaeróbica perfilando cafés con sabores excepcionales. Sobre su participación como jueza internacional de la Taza de Excelencia 2022. “Fue muy difícil calificarlos porque todos eran cafés de alta calidad y cualquiera de ellos podría haber ganado”, remarca.
El café de Blanca Flor llegó a conquistar el paladar japonés debido a su pureza y armonía de las flores rojas y blancas. “La dulzura de las cerezas maduras, el frescor de las mandarinas e incluso la sensación aterciopelada en la boca fue lo que enamoró a todos…”, comenta Nara que rompió el récord pasado al ofrecer $78.50 por Ib por el café peruano.
El Perú se perfila como un país que produce cafés especiales de gran nivel. Nara Byun ha sido testigo del avance que se tiene de esta industria en la actualidad; “se maneja un buen desarrollo desde la cosecha hasta la comercialización. Puedo ver un futuro potencial en el café peruano”.
Cada año, seguimos cautivados por el nivel de excelencia de los cafés, y compradores como Nara Byun se encargarán de encontrarlos y compartirlos con el mundo. Su contribución a la cadena de valor es significativa para los caficultores y para los consumidores finales que degustan de este tesoro nacional.

Contáctanos