¡TRAGEDIA FAMILIAR! La noche del domingo una reunión familiar acabó en tragedia en el caserío Vista Alegre, en la parte alta de la ciudad de Jaén, en donde una persona acabó muerta luego de una disputa con su cuñado, lo cual desató un disparo con una escopeta que le alcanzó a uno de ellos y le ocasionó la muerte.

Ayer, cerca de las 3 de la tarde, a la dependencia policial de Jaén llegó una persona de sexo masculino, desorientado, pero a la vez seguro de querer ponerse a disposición de las autoridades, confesando ser el autor de un crimen ocurrido horas antes.

Se trata de Edin Oracio Rufasto Pérez (40), natural del distrito de Querecoto, provincia de Chota, quien al llegar a la comisaría de Jaén reveló que había disparado a una persona y que se ponía a disposición de las autoridades, razón por la que fue trasladado al Departamento de Investigación Criminal – Depincri de Jaén.

El señor Edin Rufasto de forma voluntaria y espontanea contó que acudió a la dependencia policial por decisión propia, a fin de ponerse a derecho, puesto que la noche del domingo 10 de setiembre, que, no recordando exactamente la hora, había estado ingiriendo bebidas alcohólicas (cañazo) con un grupo de familiares en el interior de su vivienda, entre ellos su cuñado (hermano de su conviviente) el señor José Aladino Delgado Coronel, para luego retirarse cada uno a su vivienda.

Posterior a ello, Edin Rufasto señaló que se produjo una discusión con su conviviente María Mavila Delgado Coronel, en donde incluso estuvo presente su hijo mayor de edad Rony Paul Rufasto Delgado, pero probablemente, al escuchar la discusión, su cuñado José Aladino apareció de forma violenta y habría ingresado a su vivienda empujando la puerta, quien también habría estado pasado de copas, debido que minutos antes habían estado compartiendo unos tragos.

Según el relato de Edin Oracio Rufasto Pérez, su cuñado gritando ingresó y tenía en las manos un arma de fuego, una escopeta, dirigiéndose hacia su persona, increpándole: “Con que te crees pendejo, en la sierra he matado, ahorita te mato, cuñado”, le habría dicho.

“Yo le conteste no, no hagas eso cuñado, no me mates, logrando sujetar del tubo cañón de la escopeta girándolo hacia el cuerpo de mi cuñado”, contó en la dependencia policial. En el forcejeo se realizó el disparo del arma de fuego, argumentó Rufasto Pérez, razón por la que de miedo refiere que ha salido asustado de su vivienda para revisarse si tenía alguna lesión, pera era consiente que, si él no estaba herido, su cuñado José Aladino Delgado Coronel era quien recibió el disparo.

Sin saber que hacer decidió llamar a su hermano que vive en Jaén para contarle lo ocurrido, quien decidió acudir a auxiliarlo en su motocicleta, por lo que horas después lo encontró caminando por la carretera con dirección a Jaén, siendo su hermano quien lo transportó y dirigió a la comisaría de Jaén, porque quería ponerse a derecho para que se investiguen los hechos.

Edin Oracio Rufasto Pérez (40), tras confesar el motivo de su presencia en la dependencia policial, el personal procedió a su detención por encontrase en hecho flagrante del presunto delito contra la vida, el cuerpo y la salud en agravio de su cuñado José Aladino Delgado Coronel.

Paralelamente, el personal policial de la Depincri Jaén puso de conocimiento a la representante del Ministerio Público, Dra. Raquel Flores Barrantes, fiscal de turno, de la persona fallecida producto del disparo de la escopeta, razón por la que la fiscal, médico legista y necropsiador se dirigieron al lugar de los hechos para las diligencias del levantamiento de cadáver, para ser entregado del mismo modo a sus familiares y puedan velarlo y darle el último adiós.

Se supo que el fallecido deja dos hijos en orfandad, mientras que el detenido también tiene dos hijos, quienes al igual que la familia han evidenciado su tristeza ante la penosa situación que jamás pensaron vivir y que ha generado un grave problema familiar, ya que no solo uno está muerto, sino que el otro acabará en prisión por varios años.

Contáctanos