Ayer, este medio informó en exclusiva sobre un crimen ocurrido en el caserío Vista Alegre, centro poblado La Cascarilla en la parte alta de Jaén. Edin Oracio Rufasto Pérez (40) se presentó a la PNP para confesar el delito que cometió y ponerse a disposición de las autoridades, revelando que había matado a su cuñado José Aladino Delgado Coronel, cuando éste le quiso atacar con una escopeta. Pero, la historia dada por el confeso asesino no sería de lo que realmente ocurrió, por lo que hoy les presentamos más información sobre este crimen.

María Mavila Delgado Coronel es esposa del autor del crimen, Edin Oracio, y además es hermana del asesinado José Aladino, quien nos revela con detalles lo que ocurrió, indicando que su hermano quiso defenderlo de un acto de violencia en su contra, y tras discutir con su pareja, éste le disparó y mató en el acto.

La madre de familia reveló ante la representante del Ministerio Público, Dra. Raquel Flores Barrantes, fiscal a cargo de la investigación y la policía detalles del crimen suscitado el domingo en horas de la noche en el sector Las Flores, del caserío Vista Alegre, en La Cascarilla.

Dado a que es familiar del detenido y de la víctima mortal, la fiscal a cargo de la investigación le informó que si decidía podía guardar silencio, pero ella respondió que declarará con toda la verdad para que se haga justicia y se esclarezcan los hechos.

Qué pasó

En el relato sobre el crimen contra su hermano, empezó contando que como es de costumbre todos los domingos juegan vóley en un pequeño campo acondicionado, el cual está ubicado al costado de su casa, donde estuvo jugando desde las 4 de la tarde hasta las 7 de la noche, hora en la que fue a cocinar, debido a que su conviviente Edin Oracio Rufasto Perez estaba tomando cañazo desde las 5 de la tarde con sus dos primos, de nombres: Anselmo Pérez Perales y Paco Antero Pérez Rufasto. Añade que cuando estaba ya preparando la comida llegó su medio hermano de Edin Rufasto Pérez, el joven Roly Rufasto Coronel. Minutos después, su esposo ingresó a la cocina y se dirigió a su hija de 16 años, diciéndole que era la última vez que se juega con su medio hermano y tío a la vez.

Posteriormente, alrededor de las 8:20 de la noche llegó a la vivienda su hermano José Aladino Delgado Coronel con sus menores hijos porque su esposa estaba de viaje. En ese momento, Edin Oracio le invitó a que se quede a cenar y se pusieron a tomar unos vasos de cañazo. Luego de cenar, el señor José Delgado se fue a su vivienda porque su esposa había llegado a su casa.

Edin Oracio siguió tomando con sus dos primos, pero cerca de las 10 de la noche se retiraron, por lo que el detenido decide ir a la cama donde está su conviviente y le tira un manazo en su cabeza, para increparle “Dónde está la Yeny, ahorita lo mato. Con que tú eres alcahueta”, le dijo.

“Yo le dije, que pues tienes para eso tomas y me fui al cuarto de mi hija Yeny, donde además duerme mi otro hijo Over y cerré la puerta. En eso llegó mi esposo Edin y de una patada abrió la puerta, estaba sujetando su escopeta y me golpeó con la punta de la escopeta por el costado de mi cara lado izquierdo. Yo me tambaleé y casi me caigo. En eso mi hija Yeny saltó de su cama y le dijo: no lo mates a mi mamá, a mí mátame. Y se paró en mi delante, mientras que su padre nos apuntaba con la escopeta. En eso también llegó mi otro hijo de 18 años y le increpó por qué me golpea. Mientras mi hija Yeny gritaba desesperadamente: no lo mates a mi mamá, no lo mates a mi mama. Él le respondía que me iba a matar porque soy una alcahueta”, preciso María Mavila Delgado Coronel, en su declaración.

Para la señora María Delgado, la cólera de su esposo fue porque estaba celando a su hija con su medio hermano y tío a la vez, acusándola a ella de ser alcahueta y permitir la cercanía entre familiares.

Ante los gritos, llegó José Aladino Delgado Coronel, quien al ingresar a la casa le increpó a su cuñado porqué pegaba a su hermana. Fue allí donde Edin Oracio le dijo que se largara, si no quiere que lo mate. Segundos después, al no irse de su casa, lo apuntó de frente y disparó a la altura de su pecho y cuello, ante los gritos y confusión en la vivienda.

Los hijos de la pareja que presenciaron los hechos decidieron sacar a empujones a su padre de la casa hacia la carretera, ya que éste amenazaba con matar a María Delgado Coronel se, por lo que se escapó a unos 200 metros llevándose a su hija de 2 años en brazos.

Edin Oracio se escapó del lugar de los hechos llevándose su escopeta, por lo que la señora María Delgado al regresar encontró a su hermano José Aladino ensangrentado y muerto tendido en el piso dentro de su casa justo en la puerta de ingreso al cuarto de su hija Yeny. Debido a la situación en donde refiere que también pudo acabar muerta, decidió presentarse a la comisaría de Jaén para denunciar los hechos, pero encontró que horas antes había llegado su esposo a entregarse a las autoridades.

Ante la interrogante sobre la escopeta de su esposo, contó que la compró hace un mes, pero que solo lo ha sacado hace unos 15 días cuando ha bajado a cuidar a la garita de la antena en la carretera, debido a que el señor Edin Oracio pertenece a la ronda del caserío de Vista Alegre. 

La mujer devastada contó que su esposo no tenía ningún problema con su hermano, incluso que tenían una buena relación de amigos, pero también reveló que a ella anteriormente la golpeaba, con patadas, manazos, jalada de pelos, acompañado de insultos, pero que por temor y desconocimiento no denunció, porque incluso cuando tenían problemas serios y le decía para que se separen: “Él me decía, yo te mato primero y después nos separamos”, reveló.

Debido a la declaración de la señora de María Mavila Delgado Coronel, que cambia toda la historia de lo que ocurrió en el asesinato que cometió Edin Oracio Rufasto Pérez en contra de José Aladino Delgado Coronel sería investigado por intento de feminicidio y homicidio, lo cual le significaría por lo menos 15 años de prisión para que pague por los delitos cometidos.

Contáctanos