Ayer miércoles 13, en el caserío Vista Alegre, centro poblado La Cascarilla, en la parte alta de Jaén, fue sepultado José Aladino Delgado Coronel, en medio de desgarradoras escenas de dolor de sus familiares en general, entre ellos, su hermana María Mavila Delgado Coronel, esposa del autor del crimen Edin Oracio Rufasto Pérez (40).

La familia Delgado Coronel en medio de la tristeza, dolor y lamentos dieron el último adiós a José Aladino, acompañados de distintos familiares y amigos que lo conocieron, quienes lamentaron el asesinato al conocido ciudadano de la zona, resaltando que siempre fue hombre trabajador, dedicado al campo, a su familia, además que era el responsable de organizar los encuentros deportivos, entre otras acciones de bien social.

En un espacio entre la casa donde vivió y la casa donde fue asesinado, se realizó la misa de cuerpo presente, en donde la esposa del fallecido acompañada de sus dos hijos, agradecieron el apoyo de la familia, a la vez lamentaban todo lo que paso, pues José Aladino era una persona que no estaba involucrado en conflictos o problemas, incluso señalaban que era una persona muy pacífica.

La madre del fallecido solo atino a llorar y preguntarse qué fue lo que pasó, porque su yerno decidió disparar a su hijo, ocasionándole la muerte.

Como se esperaba también estuvieron presentes en la misa de sepelio, los hijos de Edin Oracio Rufasto Pérez, quienes observaban el sufrimiento de sus primos, a la vez no podían creer que su padre sea el responsable de ese dolor, pero una de sus hijas a lo lejos, llorando intentaba decir que su papá no quiso matar a su tío, sin embargo, su familia materna, si bien es cierto, no se pronunciaron públicamente, pero si esperan que se haga justicia.

Doña María Mavila Delgado Coronel, hermana del fallecido y esposa del homicida, no pudo estar en pie, en todo momento señaló por que murió su hermano, porqué murió la persona que la cuidaba, la persona que la protegía, a su vez segura de seguir firme con el proceso legal en donde el acusado es su esposo y padre de sus hijos.

En medio de desgarradoras escenas y lamentos donde son varios menores de edad los principales afectados, debido a que dos de ellos estaban sepultando a su padre, mientras que los otros están seguros que para volver a ver a su padre deberán visitarlo en el penal San Rafael de Jaén.

AHORA JAÉN converso con algunos moradores de Vista Alegre que acompañaron en el sepelio, quienes indicaron que el detenido anteriormente ha tenido problemas con la justicia, pero siempre hacia alarde de que con dinero no podría estar tras las rejas, por lo que esperan que sean drásticos las autoridades esta vez. Refieren que se entregó a la policía porque no tenía escapatoria y no podía volver a la zona, debido a que varias personas saldrían a favor del fallecido e incluso buscarían hacer justicia con sus propias manos.

Contáctanos