¡JUSTICIA Y APOYO! La señora Eliza Maldonado Quispe, conviviente de Laurentino Ramos Ramos (35), quien cumple prisión preventiva en el penal San Rafael de Jaén como presunto autor del asesinato de su cuñado Arístides Maldonado Quispe, dio a conocer que tiene miedo que su exconviviente sea puesto en libertad, porque sería capaz de matarla, a pesar de que tuvo una relación de cinco años, con dos hijos, de 4 y 2 años.

Como se informó, el crimen ocurrió el 26 de agosto en el caserío Agua Azul, distrito de Chontali, provincia de Jaén, en donde Laurentino mató a barretazos a su cuñado Arístides, quien quiso defender a su hermana que era agredida por este sujeto.

“Ese día mi esposo estaba tomando, pero poco, habrá tomado media botella pequeña de llonque, mi hermano que también vivía en un cuarto de la misma casa le recibió un poquito, ninguno de los dos estuvo borracho, eso es mentira, según lo que leí que había declarado mi ex conviviente”, expresó.

El conflicto empezó cuando Laurentino Ramos empezó a reclamar a su hijastra, porqué se había escapado de la casa y porqué hace esas cosas, entre otros reclamos, por lo que la adolescente de 16 años le respondió que esas preguntas las responderá a su madre Eliza, situación que generó la ira de su progenitor.

La señora Eliza Maldonado también cuenta que su esposo siempre trataba mal a su hija, incluso con insultos, por lo que le preguntó a su hija si su padrastro le había faltado el respeto o quizás intentado violarla, pero refiere que su hija le dijo que no, pero si sentía que la celaba bastante.

“Después de cenar, nos fuimos a dormir y luego de unos minutos escucho a mi hija que pide auxilio, por lo que me levanté y encontré a mi esposo encima de ella ahorcándola, por lo que a palos empecé a agredirlo y sacarlo de encima de mi hija. En ese momento llegó mi hermanito Arístides Maldonado Quispe, quien increpó a mi esposo y todo se calmó, pero parecía que ya pasó el problema y se fue a su cuarto a dormir. Yo tenía miedo, por eso decidí salir de la casa a pedir apoyo a las rondas, al regresar encontramos la puerta del cuarto de mi hermano destruida, la barreta en la pared y mi hermano ensangrentado y con huecos en su cabeza”, argumentó.

Con el apoyo de la ronda trasladaron al centro de salud más cercano al herido, sin embargo, falleció, a la vez en la madrugada del día siguiente las rondas lograron capturar a Laurentino Ramos Ramos, quien tenía incluso en una mochila ropa de mujer para que pueda escapar.

En todo momento Eliza Maldonado señala que no han estado borrachos ni su esposo, menos su hermano, por lo que considera que sería una estrategia para que pueda salir libre, a la vez solicita a las autoridades ser drásticos en su sentencia y acelerar el proceso, puesto que teme que salga libre y pueda hacerles daño.

“Que persona es capaz de matar a alguien a barretazos, para mí es muy difícil ahora ser padre y madre a la vez, pero mi familia me está apoyando y voy a cuidar y enseñar a mis hijos a ser buenas personas, pero yo pido que por favor de la cárcel no salga, ahora yo ando de miedo y triste, mis hijos aún son pequeños, pero si preguntan por su papá, yo quisiera que me apoyen también con psicólogo, porque es muy difícil todo”, argumentó.

Finalmente, señalo que tanto las rondas, como ella estarán participando de todas las citaciones que realice la Fiscalía, pero solicita que se avance porque también es gasto económico el venir a declarar o cuando son citados.

Contáctanos