Lisseth Cubas Ramírez

Un humilde trabajador, que había salido a ganar unos soles más en la mototaxi de su padre, quedó gravemente herido luego de ser envestido por un automóvil, cuyo conductor estaba en evidente estado de ebriedad, quien invadió el carril contrario, lo embistió frontalmente, lo hizo caer a la pista con el violento choque y lo pasó por encima con las dos llantas, dejándolo debatiéndose entre la vida y la muerte.

Los primeros en reportar este trágico accidente fueron los vecinos y trabajadores de algunos negocios que funcionan en la avenida Pakamuros, cuadra 23, cerca al cruce al recreo La Cascada, debido a que al promediar las 00:47 de la madrugada de ayer todavía estaban atendiendo y escucharon fuertes gritos que pedían auxilio, de lo transeúntes que vieron como el conductor del automóvil tras desatar esta tragedia y pasar por encima a la víctima, se dio a la fuga, siendo perseguido por mototaxistas y vecinos. En la pista quedó gravemente herido el ciudadano Carlos Alberto Barrios Huamán, trabajador y padre de familia que se gana a la vida en base a su esfuerzo constante.

Sin piedad

“La verdad, no supimos qué hacer, pensamos que estaba muerto. Un vecino rápidamente llamó a serenazgo y revisamos las cámaras, porque no podíamos creer lo que decían algunos transportistas. El carro invadió el carril de la mototaxi, luego quiso regresar al suyo, luego vuelve a invadir e impacta a la mototaxi. El mototaxista cae a la pista y el carro le pasa encima con las dos llantas”, contó una vecina y testigo presencial del accidente de tránsito, quien narró muy nerviosa los hechos tras ver la escena que en las cámaras de video vigilancia.

Agrega que todo era gritos y que nadie sabía qué hacer, debido a que el responsable del accidente de tránsito, de la forma más inhumana, luego de atropellarlo lo dejó tendido en la pista, fugándose a velocidad, razón por la que incluso algunos de los transportistas decidieron esquivarlo para no ser impactados.

Auxilio

Fueron varios los minutos en la que el conductor de la mototaxi estuvo tendido en la pista pidiendo auxilio, desangrándose, por lo que los mototaxistas lo auxiliaron y trasladaron al Hospital General de Jaén para ser ingresado por el servicio de emergencia, en donde fue identificado como Carlos Alberto Barrios Huamán(29), siendo diagnosticado por el personal de salud: policontusiones, heridas múltiples, traumatismo encéfalo craneano, quedando en observación, pero a la vez al ser atendido le cosieron el rostro y el cráneo, siendo en total cuarenta puntos, sumado a que se desangró y tuvo recibir transfusión sanguínea para poder estabilizarlo.

En el lugar de los hechos la sangre era abundante, los vecinos anonadados cuidaban la mototaxi de la víctima, recalcando que el conductor de la mototaxi estaba trabajando, llevando y trayendo pasajeros del campo ferial Linderos.

No lo podían creer

Después de varios minutos llegó el personal de patrullaje integrado para consultar lo ocurrido y a la vez trasladar la mototaxi a la dependencia policial de Jaén para las investigaciones correspondientes.

Al visualizar el registro de las cámaras de video vigilancia de los negocios de la zona y del centro de monitoreo de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad Provincial de Jaén, observaron el acto del chofer del vehículo mayor, el cual denota una actitud inhumana y totalmente fuera de sí. Paralelamente, con las características del vehículo realizaron la búsqueda por distintos sectores de la ciudad con ayuda del personal de monitoreo de las cámaras del municipio, lograron ubicar al vehículo por el sector Los Aromos, a unos metros de la UGEL Jaén, interviniendo al vehículo en la calle La Marina y Los Sauces.

Con la visible evidencia de que la parte delantera del auto estaba chocado y el sujeto se encontraba en aparentemente en estado de ebriedad, el efectivo policial que acompañaba al personal de serenazgo detuvo el vehículo e identificó al conductor como Ricardo Miro Quiroz Sánchez, quien indicó que vivía en el distrito de Bellavista.

Al ser trasladado a la comisaría, el iracundo sujeto de 55 años de edad no dejaba el celular y solicitaba llamar a su amiga de poder, pero a la vez, el aliento alcohol era evidente, según el personal que lo intervino, quedando en calidad de detenido en los calabozos de la PNP, mientras que el caso fue informado a la Fiscalía de Turno, en donde estarían disponiendo una investigación por varios delitos flagrantes.

Contáctanos