Con satisfacción y entusiasmo recibieron la noticia sobre el inicio de acciones legales por el contrato de alquiler que se firmó en la anterior gestión de la Sociedad de Beneficencia de Jaén y el Centro Comercial El Centro de Jaén. Según la demanda de nulidad de acto jurídico se habría contravenido las normas de la Constitución, la ley y normas jurídicas.

“Recibimos con satisfacción esta noticia, esperábamos eso de la Procuraduría, ya que la defensa legal de la SBJ lo tiene la MPJ a través de Procuraduría. Ya se estaba observando el contrato por algunos vicios, hoy esperamos que el trámite legal continúe, estaremos pendientes e insistiremos en esto, a fin de que se logre regularizar o corregir esta situación”, manifestó el Dr. Hugo Cieza Delgado, actual presidente del directorio de la Sociedad de Beneficencia de Jaén.

Además, indicó que según el contrato firmado el 11 de agosto de 2022, el monto de alquiler es de 15,000 soles mensual, habiéndose informado que además de este monto se otorgaba mensualmente canastas (víveres) de manera mensual, sin embargo, el actual presidente del directorio del SBJ manifestó desconocer este aspecto, ya que su gestión no ha recibido ni una canasta.

“No hemos tenido ningún aporte referente a canastas, quizá en la anterior gestión, pero no sé, de lo que doy fe es que en esta gestión no se ha recibido apoyo de esa naturaleza. En cuanto a los pagos de parte del Supermercado el Centro ellos se retrasan en los pagos, retrasados, nos cancelan cada dos meses y es una situación también lamentable”, destacó”.

El Dr. Hugo Cieza mostró su incomodidad por estos hechos, ya que este local que está ubicado muy cerca de la plaza central de Jaén, en la calle San Martín cuadra 11, es de 824 metros cuadrados y estuviera sirviendo para los programas sociales.

“Estamos para proteger los intereses de SBJ y garantizar que los bienes, el patrimonio y los ingresos se administren de manera adecuada, no podemos desarrollar actividades que contravengan el fin social. Por ser una entidad benéfica, no podemos ni debemos firmar algún contrato que contravenga los intereses, finalmente se afecta y hace daño a las personas vulnerables. Nos hubiese gustado usar ese local para programas sociales, está céntrico y accesible, pero encontramos este contrato por diez años y mientras no haya una disposición distinta no podemos hacer nada allí”, puntualizó.

EL DATO

Si bien, los miembros del directorio de la Sociedad de Beneficencia de Jaén han sido cambiados casi en su totalidad, hay una profesional que forma parte de esta entidad por varios años, experiencia con la que debió prevenirse presuntos hechos irregulares.

Contáctanos