Un joven aficionado a las peleas de gallos fue asesinado luego de participar en una fiesta patronal, retornando a su domicilio, el último domingo en horas de la noche. El hecho se dio en la carretera que conduce al distrito de Tabaconas, jurisdicción del caserío Las Catahuas, del distrito de San José del Alto.

La víctima fue identificada como Ernesto Cubas Vargas (37), quien falleció al ser disparado con arma de fuego, aparentemente luego de ser asaltado, debido a que se enfrentó a los delincuentes.

El crimen

Cubas Vargas acompañado de su sobrino decidió ir al poblado de Shumba Alto, en donde estuvo observando varias peleas de gallos. Al promediar las 11:30 de la noche decidió retirarse de la actividad, acompañado de su sobrino, a bordo de su moto lineal XR, marca Honda.

Cuando estaban en ruta, con destino a su vivienda en caserío Peña Blanca en el distrito de San José del Alto, por el caserío La Catahua, en una curva fueron interceptados por dos sujetos con armas de fuego, quienes les exigieron que se detengan, por lo que ante los disparos decidieron acceder.

Según la declaración del sobrino Álvaro Julca Vásquez, quien acompañaba al hoy fallecido, los sujetos salieron de la chacra, realizando disparos en todo momento desde algunos metros, por lo que al parar los delincuentes bajo amenazas los hicieron bajar de la moto lineal y luego les hicieron echarse boca abajo en la carretera para rebuscarlos entre sus pertenencias.

“A mi me buscaron todos los bolsillos, me quitaron mi billetera con 700 soles, me buscaban y empezaron a gritar dónde está el dinero, donde está la plata, con insultos y amenazas, en ese momento por miedo decidí rodarme por las chacras, escuchando luego varios disparos, creo que nueve, además escuché que una moto lineal partió con dirección a Jaén”, declaró el sobrino del fallecido.

Volvió a la escena

Luego de unos minutos de esperar que los delincuentes se vayan, decidió regresar al lugar del atraco, visualizando a unos metros que la moto de su tío se encontraba en el lugar de los hechos y fuera de la vía, en un ligero abismo a su tío Ernesto Cubas Vargas, por lo que acudió a auxiliarlo, pero al intentar levantarlo se percató que estaba sangrando por varios lados, pero no decía una palabra alguna, por lo que sin saber qué hacer contó que decidió coger la moto lineal de su tío para ir al centro poblado de Peña Blanca para pedir auxilio, regresando luego de 44 minutos aproximadamente con un familiar con una camioneta.

Al llegar, refiere que Ernesto Cubas Vargas aun estaba con vida, por lo que rápidamente lo subieron a la camioneta y lo trasladaron al centro de salud de Peña Blanca, pero al llegar un enfermero se acercó al vehículo para poder darle las primeras atenciones, sin embargo, desafortunadamente ya había fallecido.

Consternados por lo ocurrido los familiares decidieron llevarlo a su domicilio, a su vez dieron parte a la policía de lo sucedido.

Diligencias

Ayer en horas de la mañana, el personal policial de la Depincri Jaén, acompañados del representante del Ministerio Público de la provincia de Jaén, Dr. Luis Alberto Cabrera Herrera, fiscal de turno y responsable de la investigación, se dirigieron al lugar de los hechos en el caserío Las Catahuas, del distrito de San José del Alto – Jaén, a realizar las diligencias sobre los hechos suscitados con relación al asesinato de Ernesto Cubas Vargas (37).  

También se hizo presente la Dra. Melissa Mori, médico legista de Jaén, y el técnico necropciador Walter Castillo, para la realización de la necropsia de ley y determinar las reales causas de su muerte, determinándose: shock hipovolémico, heridas penetrantes en abdomen y perforantes en miembros inferiores, agente causante proyectil de arma de fuego, proyectil disparado a larga distancia por mano ajena. Asimismo, se deja constancia que no ha sido posible realizar la prueba de absorción atómica al occiso toda vez que la unidad especializada no cuenta con radioactivos.

Algunos de los familiares contaron que el fallecido Ernesto Cubas Vargas portaba su arma de fuego, por lo que no entienden que fue lo que pasó, mientras que otros opinaban que se defendió del asalto y respondió con su arma de fuego, pero los delincuentes por ser dos le dispararon sin piedad, por lo que consideran que quizás Cubas Vargas hirió a los delincuentes.

El fiscal responsable de la investigación y los efectivos de la Depincri realizaron algunas diligencias en el lugar de los hechos en donde incluso encontraron algunos casquillos de bala, los que podrían ayudar con las investigaciones hasta encontrar a los responsables de este terrible crimen.

Contáctanos