Un violento asesinato se registró en el distrito capital Santa María de Nieva, provincia de Condorcanqui, siendo la víctima un técnico sanitario trabajador nombrado del Hospital I Santa María de Nieva en el norte de la región Amazonas.

La victima es una persona indígena identificada como Juan Yampis Wachapea (64), trabajador del hospital de esa localidad, quien es muy conocido en el lugar, ya que por más de 35 años prestó servicios en el Hospital I Santa María de Nieva.

Juan Yampis Wachapea fue natural de la comunidad indígena Kusu Pagata del distrito de El Cenepa. Fue encontrado muerto en la calle Sarasara, que colinda con el colegio secundario Juan Velasco Alvarado, por la loSa deportiva, cerca al colegio secundario del asentamiento humano Héctor Peas del distrito de Nieva.

El crimen

Transeúntes de lugar informaron que por la sangre que estaba fresca, el hecho habría ocurrido las primeras horas del día miércoles 18 de octubre.

El cuerpo fue encontrado desnudo, boca abajo, presentaba un orificio de bala a la altura de hueso temporal lado izquierdo región occipital, además estaba con las sandalias puestas, el reloj normal en su brazo y una llave en la mano, lo único que no había era el celular.

Hasta el lugar del crimen llegaron las autoridades del Ministerio Publico y la Policía Nacional del Perú de la comisaría sectorial de Nieva, para realizar el levantamiento del cadáver para luego ser trasladado al hospital de Nieva.

La causa de la muerte es materia de investigación, al igual que los causantes de este asesinato que ha causado conmoción y mucha tristeza entre los seres queridos del ciudadano asesinado en Nieva.

Anoche, nos informaron que de acuerdo a las primeras versiones, el profesional de la salud habría sido acusado de manera equívoca de practicar la brujería, algo rechazado por los indígenas que, generalmente terminan asesinándolos a los que lo practican.

El ahora fallecido Juan Yampis Wachapea deja en la orfandad a una menor de edad, trabajaba como personal nombrado en Nieva tras ser destacado desde el Cenepa.

Contáctanos