¡LAMENTABLE! Sin imaginar que pasaría una desgracia, el obrero Ángel José Carrero Terrones (40), acudió a trabajar y generar ingresos para su familia el último sábado en la mañana, en una vivienda de la calle Diego Palomino, cuadra 11, en Jaén, en donde es ayudante de construcción civil. Desafortunadamente, se electrocutó en un cable de alta tensión, el cual lo desvaneció, quedando con su cuerpo sobre la baranda del tercer piso de la vivienda donde laboraba, la cual lo salvó milagrosamente de una mortal caída hacia la calle, de una altura de 10 metros aproximadamente.

El hecho ocurrió a las 10:20 de la mañana, en los altos de la avícola El Chino, donde los gritos de una persona de sexo masculino alertaron a la población de esta transitada calle de la tragedia, por lo que muchos se asustaron al ver colgado al obrero en la baranda del tercer piso, con la mitad de su cuerpo hacia dentro del inmueble y la otra mitad hacia afuera. A gritos, los transeúntes pedían que lo auxilien, notándose que de las manos del obrero salía humo, producto de la descarga eléctrica que recibió y lo dejó en estado inconsciente y debatiéndose entre la vida y la muerte.

Auxilio

Luego de varios minutos de esta penosa escena, una de las personas que también se encontraba en el interior del inmueble, desde el cuarto piso, con una tabla de madera logró que el obrero electrocutado soltara unas varillas de fierro que tenía en las manos, las cuales habrían hecho contacto con cables de alta tensión que pasan a esa altura, ocasionando una fulminante descarga eléctrica. Un efectivo policial que llegó al lugar, subió rápidamente y auxilio al obrero, quien se encontraba inconsciente, pero aún con signos de vida, bajándolo en brazos desde el tercer piso con ayuda de otras personas que se encontraban en el lugar.

Pese a que muchos creían que había fallecido al recibir la fuerte descarga eléctrica y al no moverse del lugar donde quedó colgado, tras el auxilio pedían a Dios que pueda salvarse, algunos lloraban desesperados, otros nerviosos al ver tan dramática escena, ayudaron para su traslado de emergencia al Hospital General de Jaén, en donde el personal de salud lucha por estabilizarlo y salvarle la vida.

Muy grave

La persona afectada fue identificada como Ángel José Carrero Terrones, quien por versión de sus familiares, fue contratado para que realice trabajos de ayudante de construcción, por lo que, al estar subiendo algunas varillas de fierro, estas hicieron contacto con los cables de energía eléctrica que pasan por allí, recibiendo la fuerte la descarga.

El estado de salud del obrero afectado es de suma gravedad, debido a que tiene el 80% de su cuerpo quemado por la descarga, por lo que permanece en trauma shock a la espera de un milagro para salvarse, por lo que se viene buscando un cupo en un hospital de mayor complejidad para que puedan atenderlo, pero aún no se tiene respuesta de ningún nosocomio de Cajamarca, Chiclayo, Piura o Trujillo, que tengan salas especiales para quemados.

El personal de salud del HGJ, informó que Ángel José Carrero Terrones tiene las manos necrosadas, es decir, tejidos muertos en dedos y palma de las manos, producto de las quemaduras que sufrió por la descarga eléctrica, siendo sus manos las más afectadas porque tenía agarrado las varillas de fierro al momento de la descarga, razón por la que se determinó amputarle las dos manos para que la necrosis no siga avanzando.

“El no habla, esta entubado, es un milagro que esté vivo, no habla nada, solo mueve sus ojitos, incluso llora. Todo es difícil para nosotros como familia, estamos esperando lo que nos digan los médicos, porque nos dicen que no podrán trasladarlo debido a las quemaduras, después nos dicen que debe ser referido a Cajamarca, pero después no aceptan en Cajamarca, debido a la complejidad de las quemaduras, es muy triste la situación por la que estamos pasando”, señaló uno de sus familiares.

Piden ayuda

El señor Ángel José Carrero Terrones es padre de familia de la institución educativa inicial N° 446 – Santa Beatriz en el sector Las Palmeras, donde estudia su único hijo de cuatro años, es por ello que los padres de familia, conocedores de lo sucedido, han iniciado una colecta para apoyarlo, debido a que conocen el esfuerzo diario que hace este padre por sacar adelante a su hijo, de la mano de su esposa Sheyla.

“Al enterarse de lo que pasó con el señor Ángel, nos hemos organizado, debido a que lo conocemos como es como papá, muy amoroso, trabajador y del esfuerzo diario que realiza. Nosotros sabemos que es trabajador de construcción, pero desconocemos que es lo que pasó exactamente”, expresó uno de los papas del colegio Santa Beatriz, quienes llegaron hasta el Hospital General de Jaén.

Debido a la situación de salud y con la finalidad de poder apoyar en los diferentes gastos que se tengan, los padres de familia han indicado que desde hoy estarán ubicadas unas latitas de apoyo al señor Angel Carrero, por lo que las personas interesadas en colaborar pueden hacerlo en el mismo colegio.

Los familiares del afectado señalaron que requieren de ayuda de las personas de buen corazón de Jaén y de donde pueden apoyarles para salvarlo, por lo que pueden apoyarles económicamente a través del número yape 956435303 o a la cuenta del Banco de la Nación 04 298 013431, a nombre de Deysi Ramirez Rodríguez.

Contáctanos