La Fiscalía Superior Penal Transitoria de Apelaciones de Lambayeque, a cargo del fiscal superior Luis Enrique Piscoya Montalbán, presentó recurso de casación el mismo que será de conocimiento de la Corte Suprema de Justicia de la República, contra la Resolución de la Sala Penal Transitoria de Apelaciones de Lambayeque, que revocó la prisión preventiva contra el imputado Nigler Lizana Barrios, por el delito de Homicidio Culposo, en agravio de Kevin Pedraza Gonzales.

En el recurso extraordinario se solicita se confirme el auto contenido en la resolución número dos, del 18 de agosto de 2023, emitido por el Juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Chiclayo, y por ende se declare fundado el requerimiento fiscal de prisión preventiva por el plazo de cinco meses.

Entre los fundamentos del recurso planteado, es que el despacho fiscal superior discrepa respecto al argumento esbozado por los magistrados de la Sala Penal de Apelaciones, por la indebida aplicación del tercer párrafo del artículo 111° del Código Penal en razón que ha circunscrito su análisis únicamente en la última agravante que prevé el tipo penal, esto es, que el “delito resulte de inobservancias de reglas técnicas de tránsito”, dejando de lado las otras agravantes consistentes en que “la muerte se comete utilizando el vehículo motorizado o estando el agente con presencia de alcohol en la sangre en proporción mayor a 0.5 gramos-litro, en el caso de transporte particular o mayor de 0.25 gramos-litro en el caso de transporte público de pasajeros”.

Y esto cobra relevancia, puesto que la Sala Superior requiere el informe técnico criminal o el informe técnico policial por accidente de tránsito; no obstante, a consideración del Despacho Superior recurrente al concurrir en la presente causa las otras agravantes citadas ut supra, se considera que ya no se requería, al menos para este medida cautelar, el informe que ha señalado la Sala Superior, sino que bastaría para fundar el primer presupuesto de la prisión preventiva, el certificado de dosaje etílico ampliatorio del efectuado con el N° 023-013532 que concluye que el imputado al momento de ocasionar la muerte al agraviado estaba con presencia de alcohol en la sangre de 0.93 gr./lts, más 20%, es decir, estaría casi de un gramo de alcohol por litro de sangre, el mismo que fue valorado en su oportunidad y no ha existido cuestionamiento alguno; máxime si en el presente caso, se precisó las infracciones al reglamento nacional de tránsito previsto en los artículos 176°y 88°.

Finalmente se considera conforme al Reglamento de Tránsito, cuando una persona conduce un vehículo por una vía y va a ingresar a otra tiene que observar y ceder el derecho de paso preferente que tiene quien conduce en línea recta y cuando ingrese a la intersección debe hacerlo despacio y adoptando las medidas del caso cerciorándose que no circulen otros vehículos por la derecha e izquierda de la vía preferencial, lo cual no habría ocurrido en el presente, por la colisión violenta entre el vehículo menor conducido por el agraviado Kevin Pedraza Gonzales y el vehículo mayor conducido por Nigler Lizana Barrios, ello debido a que al momento de conducir lo hizo con ingesta de alcohol en su cuerpo por encima del límite permitido.

Contáctanos