Dos jovenzuelos de 18 y 20 años que estaban en su salsa gastando con prostitutas dinero obtenido ilícitamente en la ciudad San Ignacio, fueron intervenidos tras una denuncia de estar amenazando con armas de fuego a las mujeres de la vida alegre y también de que habrían cometido hechos ilícitos en contra de personas indefensas para robarles sus pertenencias, celulares y dinero en efectivo.

Se trata de dos sujetos del caserío Misa Cantora, centro poblado Siete de Agosto, distrito San José de Lourdes, conocidos en su zona por su accionar delictivo, quienes al verse descubiertos habrían aceptado que robaron dinero a un anciano cerca de la frontera con el Ecuador y luego se desplazaron a San Ignacio a gastar la plata en ropa, bares y prostíbulos.

Yhoisler José Llatas Villanueva (20) y Oscar Luis García Núñez (18) la madrugada del lunes, al promediar las 2:00 a.m., habrían ingresado a la bodega de una persona con discapacidad en el centro poblado Siete de Agosto, forzando la ventana y se habrían llevado más de 4,000 soles que guardaba el propietario para pagar a sus proveedores y como parte de sus ganancias.

La intervención

Los sujetos fueron intervenidos tras una denuncia por amenzas o coacción en contra de las meretrices de la casa de citas “La casa negra”, situada en el sector El Rejito – San Ignacio, a quienes apuntando con un arma de fuego le habrían conminado a que les siga brindando cariño y compañía.

“Luego de haber robado el dinero de un bodeguero con discapacidad, han venido a San Ignacio, han estado en una casa de citas “La casa negra”, donde fueron intervenidos hallando en posesión de Yhoisler José, un arma de puño tipo pistola, color negro, marca Zoraqui 925-B Semi, con una cacerina abastecida de cuatro municiones sin percutir 9 mm; con la cual los investigados habrían estado coaccionando al administrador del local “La casa negra”, Brayan William Avalos Abarca (27) a que les venda cerveza y le atiendan las prostitutas”, relató una fuente policial.

Los dos jovenzuelos quedaron en calidad de detenidos por estar inmersos en flagrancia delictiva por la presunta comisión del delito contra la seguridad pública – peligro común – fabricación, comercialización, uso o porte de armas y alternativamente contra la libertad -violación de la libertad personal – en la modalidad de coacción.

Los hechos fueron comunicados al fiscal de turno de la provincia de San Ignacio, abogado Luis Alberto García Ticliahuanca, quien de manera coordinada con la Policía realiza las acciones respectivas y en las próximas horas se estaría determinando la situación legal de estos dos sujetos.

No se descarta que también sean investigados por el delito de robo agravado contra la persona con discapacidad, a cuya bodega ingresaron estos dos maleantes para robarse todo el dinero que encontraron, ya que en los interrogatorios policiales habrían también confesado este hecho delictivo, por lo que sus actos podrían llevarlos unos buenos años a reposar a la cárcel.

Contáctanos