Un menor de 17 años fue acusado de robar una moto, la cual se logró recuperar en su poder gracias a al GPS que tenía el vehículo. Al momento de ser ubicado por el propietario y algunos vecinos de la zona, el menor fue sometido a castigos físicos y luego fue entregado a la PNP.

Un joven de 28 años relazó que cuando manejaba su moto, acompañado de un amigo, fue interceptado por una mototaxi de donde descendieron dos personas y un tercero quedó al volante, quienes con un arma de fuego lo amenazaron y bajo insultos los bajaron de la moto, para luego subirse y robarla.

El propietario le había colocado GPS a la moto, razón por la que, al seguir su vehículo logró ubicarlo en el sector Morro Solar, siendo conducido por un joven, quien, al ser increpado, no supo que responder, pero lo que fue reducido por el mismo propietario y por los vecinos, quienes se sumaron al acto de justicia popular.

Al lugar llegó el personal policial y en presencia de la víctima del hurto de la moto lineal subieron al patrullero al menor de edad, pero debido a que presentaba algunos hematomas en diferentes partes del cuerpo fue trasladado al Hospital General de Jaén, lugar en donde permaneció y pasó la noche en calidad de detenido.

Los efectivos de la policía dieron aviso al fiscal adjunto de familia, quien evaluó los elementos de convicción que se tiene, entre ellos la denuncia del uso de un arma de fuego, pero no se ha podido acreditar porque en el lugar de los hechos no existen cámaras de videovigilancia, mientras que el menor retenido guardo silencio.

El fiscal adjunto de familia dispuso la noche del sábado la entrega a sus padres, sin embargo, la investigación continúa su curso, en donde el menor de iniciales J.J.A.F. es acusado de la presunta comisión del delito contra el patrimonio – receptación agravada.

Contáctanos