Atemorizada pero decidida, encontramos en el Centro Emergencia Mujer CEM – Jaén a la señorita Marifé, de 18 años, quien se comunicó con este medio para hacer pública una denuncia que interpuso en contra de su hermano, el propietario de la discoteca Dubai de Jaén, Luis Robinson Díaz Guevara, por haberla agredido física y psicológicamente.

Según la joven, hace una semana aproximadamente que está en Jaén, ya que vino al llamado de su hermano para que le ayude de manera urgente en su casa, ya que su pareja estaba delicada de salud y no podía atender a su niña de 4 años.

Relata que el problema empieza cuando ella empieza a preguntarle o tocarle el tema de las deudas que tiene junto a su expareja, una abogada, situación que habría enfurecido al denunciado que terminó agrediéndola.

“Me tiró al piso, por las escaleras, quise llamar a pedir ayuda y me quitó mi celular. Su pareja se puso entre nosotros y en un descuido salí corriendo e ingresé a casa de una vecina, quien felizmente me ayudó a comunicarme con la Policía”, relata la joven.

Marifé lamentó lo ocurrido con su hermano, señalando que pese a que está estudiando en la universidad se desplazó a Jaén para brindarle ayuda, para terminar violentada por quien vino a apoyar. “Vine con mi ropa de casa y mi laptop para estudiar, he limpiado todo su departamento que estaba muy sucio, hasta fui a limpiar a la discoteca, y así me pagan”, lamentó.

La joven se mostraba muy decidida en seguir con la denuncia, por lo que las últimas horas las dedicó a diversas diligencias, ya que debería desplazarse a Chiclayo donde vive con su papá y hermano menor. “Mi padre tiene problemas visuales, no puede viajar, llamó y pidió a las autoridades que no me dejen sola. Termino unos trámites y me voy, con la esperanza de que me harán justicia”, remarcó.

Ayer, la denunciante fue evaluada por la médico legista de Jaén, a luego acudió a realizar algunas diligencias en el CEM. “Por la Fiscalía me crucé con mi hermano, me dijo que no denuncie, que malograré mi carrera, pero esto tiene que parar, no es la primera vez que actúa mal con nuestros familiares, si bien, su pareja vio todo, sé que está a favor de él, es cosa ya de ellos, yo solo pido me hagan justicia”, enfatizó.

Los hechos habrían ocurrido en el departamento donde alquila el denunciado, en la parte baja de la calle Iquitos, entre las 11 de la noche del último lunes hasta las 3 de la madrugada de ayer martes.

“Yo sé que mi hermano tiene influencias, conocidos que lo pueden ayudar, pero eso no me amilana seguiré con mi denuncia. Actualmente soy una destacada alumna y curso el II Ciclo de derecho. Seguiré adelante y pido por ello justicia”, puntualizó.

Hasta el cierre de la presente edición, Luis Robinson Díaz Guevara (29) permanecía en calidad de detenido en la Policía, en las próximas horas el fiscal de turno estaría determinando su situación legal, evaluando además que tendría también otras denuncias efectuadas por la Municipalidad Provincial de Jaén.

Contáctanos