El ex gobernador regional de Cajamarca Mesías Guevara Amasifuen opinó sobre la crisis que atraviesa nuestro sistema político y de justicia del país, recalcando que hoy puede dar su opinión libremente sin temor a que sea destituido por dirigentes de su ex partido político Acción Popular que intentaron silenciarlo o mandarlo a una “congeladora política”.

¿Qué opina de este panorama político?

El panorama político se ha complicado por los intereses que tienen los diferentes grupos políticos y del sistema de justicia como el Tribunal Constitucional y la fiscal de la Nación. Todos están buscando impunidad.

¿Aparecieron los Niños 3?

Los congresistas por su angurria han cometido muchos errores que los han llevado a ser procesados por la justicia y a punto de ser desaforados del Congreso, aunque este los esté blindando. El pueblo debe notificarlos y pedirles que rindan cuentas.

¿Errores que lindarían con lo delictivo?

Correcto, por eso están siendo investigados en la Fiscalía y en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso de la República.

¿De Cajamarca, hay en la lista Niños o Niñas?

La crisis política es nacional y nuestra región no está exenta de ella. Es necesario desarrollar mecanismos de elección para mejorar la representación nacional.

y lo peor, que el asunto le ha salpicado a Silvia Monteza?

Ella y los otros tienen el desafío de realizar un trabajo transparente a favor de la región y del país. Hay mucho por hacer.

Pero, no hay evidencias de que trabajen por el pueblo.

Tienen que concentrarse en lo importante y lo necesario para el país, el período parlamentario es corto, cinco años pasan rápido y si no tienen agenda parlamentaria no podrán exhibir resultados positivos.

¿Cómo ve Mesías Guevara este panorama ya fuera de la gestión pública y de Acción Popular?

Veo un panorama sombrío, pero con la serenidad que me lleva a tener una posición reflexiva, lo que me posibilita dar propuestas técnicas como las que vengo haciendo en el tema de la transformación digital del gobierno. En relación a mi desafiliación de Acción Popular tengo la posibilidad y tranquilidad de opinar con libertad sin tener el parámetro que pretendía ponerme la actual dirigencia, a quienes no les di el gusto de expulsarme.

¿Era su renuncia o le expulsaban del partido?

O ponerme en la congeladora política. En Lima han nombrado un Tribunal de Disciplina con miembros que me consideran incómodo y un comité nacional electoral muy cercano a ellos.

¿Se le abre otras posibilidades políticas?

Estoy trabajando en lo que también me apasiona que es el lado intelectual y el académico. Dando conferencias y haciendo trabajos de investigación. Lo cual es otra manera de hacer política.

Contáctanos