A punto de culminar el primer año de gestión del gobernador regional Roger Guevara, la Dra. Diana Bolívar Joo continúa en la dirección general del Hospital General de Jaén, dando a conocer las buenas nuevas de su gestión, como el residentado médico y las gestiones para la implementación de la carrera de Medina Humana en la Universidad Nacional de Jaén, pero también responde a las denuncias de mala atención en este nosocomio.

¿Se inicia el 2024 el residenciado médico en el HGJ?

Se ha coordinado con la (Diresa) Dirección Regional de Salud Cajamarca para que el Consejo Nacional de Residentado Médico (Conareme) acredite campos clínicos específicos para seis especialidades: medicina interna, cirugía general, ginecología, pediatría, traumatología y urología, lo cual se realizará en el 2024 para que se incorporen en el concurso de residentado el próximo año.

¿Cómo va el tema de la categorización?

Está en marcha, ya la hemos solicitado, hay las observaciones sobre infraestructura, que son responsabilidad de ProRegion y algunas sobre señalizaciones y flujos que estamos superando.

Sigue sin culminar la obra y por ende sin recepcionarse el HGJ, ¿qué falta?

En este año 2023, lamentablemente, ProRegion no culminó las obras pendientes como: centro quirúrgico, sistema de agua caliente, compra de equipos y otros. Sin ello no se puede cerrar el proyecto y no se puede hacer la transferencia. Esto nos complica la gestión, porque no podemos hacer ampliaciones de infraestructura y compras de equipos, lo que es necesario porque el hospital ha quedado pequeño para la demanda existente y hay equipos que ya deben renovarse. Esperamos que para el 2024 pueda culminarse. 

Un año de la nueva gestión regional, ¿qué cambios percibió en el sistema de salud de la región?

Nosotros hemos seguido implementando servicios en el marco de lo que podemos realizar, más por iniciativa nuestra. Para el próximo año, esperamos que se consolide la operatividad de la RIS Jaén, es indispensable que se haga para que tengamos la contención suficiente y no se sature el hospital, pues se sigue incrementando la población que se adscribe al hospital, en este año hay más de 7,000 personas que no corresponderían adscribirse al hospital y vienen muchísimas más referencias. El hospital necesita que otros establecimientos de salud hagan la atención efectiva y eficiente del primer nivel.

El gobernador anunció que la llevaba a un cargo de mayor rango en el GRC, ¿se dio esa conversación?

Hay mucho por hacer en la salud de la región, el trabajo en Jaén es fuerte. Trabajamos desde donde sea necesario y apoyamos en donde se nos necesite.

Hay servidores cesados o fuera del HGJ que han vuelto por reposiciones judiciales.

Hay algunos trabajadores cuyas sanciones fueron ratificadas por Servir y están siendo atendidos con medidas cautelares anticipadas por el Poder Judicial, nosotros estamos atendiendo estos casos de acuerdo a las normas establecidas, pues somos respetuosos de las normas.

Estaba apoyando a la UNJ para la futura facultad de Medicina, ¿qué avances hay para esta nueva carrera?

Así es, sin embargo, desde el cambio de gestión no hemos tenido coordinaciones con la Universidad, esperamos con mucha confianza que sigan los planes de incorporación de la primera promoción de medicina para el 2024, la falta de médicos en todo el país es preocupante, hay muchos establecimientos de salud sin médicos o con atenciones parciales por la falta de ellos y cada año se agrava más porque la población sigue creciendo, pero la cantidad de médicos que egresan no son suficientes y cuando se trata de médicos especialistas es más álgido aún.

Los avances en el HGJ son notorios, pero también hay quejas por mala atención y a veces se habla de negligencia.

Tenemos responsabilidades individuales y compartidas. La gestión procura implementar los servicios del hospital y dotarlos de recursos, y los profesionales tienen responsabilidad individual sobre sus atenciones directas. Existen también funcionarios que tienen la misión de control y supervisión. Las prestaciones de salud son brindadas por el personal de salud, es decir, médicos, enfermeros, obstetras, técnicos y otros profesionales, y sus responsabilidades en este caso son individuales y/o del equipo correspondiente. Los coordinadores y jefes de los servicios y departamentos tienen la responsabilidad de supervisar y evaluar estas prestaciones de salud, y también tenemos áreas de calidad y auditoria y procesos disciplinarios. Todos estamos en la obligación de exigir que las prestaciones se realicen y se brinden con la mejor calidad posible, no obstante, pueden darse circunstancias fortuitas o relacionadas con las competencias individuales que pudieran disminuir la calidad de alguna prestación de salud otorgada, y por ello debe supervisarse y monitorearse las atenciones. Las acciones de supervisión, control y auditoria, no son bien recibidas por el personal, inmediatamente se quejan de arbitrariedad, o abuso de autoridad, de la cual se hacen eco algunas autoridades o la prensa, pero en salud es necesario y obligatorio seguir las normas porque atendemos personas. En nuestra gestión cada situación de observación o reclamo es investigada de acuerdo a las normas y se toman las acciones correctivas que correspondan. La finalidad es seguir mejorando la calidad de las prestaciones de salud.

Contáctanos