Un joven de 33 años fue acribillado a balazos cuando salía de la discoteca Bucaneros, ubicada al costado de la carretera Jaén – Fila Alta, luego de haber sostenido una pelea dentro del recinto de diversión nocturna. A pesar de que fue auxiliado por sus acompañantes, llegó cadáver al Hospital General de Jaén, en donde solo se limitaron a informar que no tenía signos vitales y dieron parte a la PNP.

El hecho ocurrió al promediar las 5:50 de la mañana de ayer, en esta discoteca que ha vuelto a las amanecidas cotidianas, en donde el desenfreno nocturno cruzado con el alcohol desató esta tragedia para los deudos del joven asesinado, quien en el servicio de emergencia del HGJ fue identificado como Jhon Cristian Delgado Vásquez.

No soportó

Un amigo de la víctima, de nombre Welinthon Jhoel Sánchez Vásquez, junto a dos féminas, fueron quienes trasladaron al baleado al nosocomio, creyendo que podían salvarle la vida, quien en el trayecto solamente respiraba de forma acelerada e iba desangrándose, hasta que dio un suspiro final cerca al nosocomio y no volvió a reaccionar más, a pesar que sus acompañantes trataban de reanimarlo.

Los amigos de la víctima dieron aviso a la familia del joven, quienes llegaron a los exteriores del nosocomio, quienes no podían creer lo que había pasado y a la vez protagonizaron desgarradoras escenas de dolor, exigiendo verlo para poder convencerse de la tragedia que se les había informado, pero al no permitirse el ingreso golpearon la puerta del del pabellón de emergencia del HGJ, en su desesperación.

Ante este hecho, se llamó a personal policial para que resguarde los exteriores del Hospital General de Jaén, quienes incluso realizaron operativo de control de identidad a todos los asistentes, logrando así que varios se alejen de la zona, y solo los familiares y amigos cercanos se lamentaban de la tragedia fuera del HGJ.

Posteriormente al nosocomio se hizo presente la representante del Ministerio Público, Abogada Mayra Fuentes, acompañada del médico legista y el necropsiador, además de los efectivos del Departamento de Investigación Criminal, quienes trasladaron el cadáver a la dependencia policial de la ciudad para que se realice la necropsia de ley.

¿Qué paso?

Este medio tuvo acceso a la investigación que realizan agentes del Depincri, en donde según uno de los testigos presenciales del hecho, reveló que la noche del domingo 10, Jhon Cristian decidió salir con sus amigos, yendo primero a cenar, posterior a ello estuvieron en la discoteca Dubai, para luego, entre las 2:30 a 3:30 a.m., con su amiga, su hermano y su cuñada decidieron seguirla en la discoteca “Bucaneros”.

Añaden, que al ingresar a Buca, se atrasó en el ingreso, lapso en donde habría tenido alguna discusión con otra persona, razón por la que tardó en ingresar. “No sabemos con quien se demoró cuando ingresamos, pero al darnos el alcance estaba de cólera, pero hemos estado compartiendo con normalidad en grupo, no pasó más hasta ese momento”, expresó uno de los testigos.

El hecho de sangre se habría dado al promediar las 5:50 a.m., cuando Jhon Cristian decidió retirarse, para ello, se retira con una amiga, quien era la que conducía la moto lineal en donde se estaban trasladando la noche y madrugada del lunes ya.

Por una de las puertas anexas a la discoteca Bucaneros, que tiene ingreso a un espacio que funciona como garaje, Jhon Cristian llegó con su amiga, quienes subieron a la moto y salieron de la discoteca, pero a unos metros, en la zona donde hay poca iluminación, cuando avanzaban, salió una persona de sexo masculino y con un arma de fuego les apuntó a los dos ocupantes de la moto lineal, por lo que se detuvieron.

La fémina que conducía la moto, dejó el timón y cayó al suelo al ser sorprendida, pensando que se trataba de un asalto y que se querían robar la moto lineal, sin embargo, no fue así, el sujeto en misterioso atacó a balazos a Jhon Cristian, con quien incluso tuvo un forcejeo, puesto que el atacante se habría acercado y por poco y le quitan el arma, pero logró disparar a su víctima y se dio a la fuga.

Fueron tres los disparos que se realizó en el lugar, los cuales alcanzaron al agraviado en diversas partes del cuerpo, quedando tendido en el piso, por lo que su acompañante, según la versión que brindó a las autoridades policiales, pese a que gritó pidiendo auxilio, nadie le respondió, por lo que decidió volver a ingresar a la discoteca para pedir ayuda a su hermano Jhoel Sánchez, quien salió con su novia y en una mototaxi lo trasladaron al Hospital General de Jaén, falleciendo en el trayecto.

Contáctanos