Jean Carlos Rivera Salas (33), agente policial que se mató de un disparó en el cráneo en el interior de la comisaría de Bagua Grande fue sepultado en Jaén, su ciudad natal, en medio del lamento y dolor de toda su familia por el inesperado final del efectivo policial.

En medio de lágrimas, familiares y amigos del suboficial PNP Rivera Salas, lo despidieron, primero, de la vivienda de sus padres en la calle Garcilaso de la Vega cuadra 3, de donde fue retirado en hombros de sus compañeros de la PNP, con quienes había compartido distintos momentos trabajo, entrega, felicidad y alegría.

Su ataúd fue cargado por sus compañeros de la promoción Forjadores de la Escuela PNP de Amazonas, quienes en todo momento lamentaban lo sucedido con su colega, quien se caracterizaba por ser una persona muy empática, solidaria y con un alto sentido del humor.

Sus compañeros aún impactados por lo sucedido, lamentaban la muerte de este miembro de la Policía Nacional del Perú, a quien recordaron como un hijo ejemplar, además de ser responsable y activo en su trabajo.

Sus restos fueron trasladados hasta el cementerio general Señor de Huamantanga de Jaén, en donde se realizó una misa de cuerpo presente, acompañado por un buen número de personas, quienes dieron el sentido pésame a sus padres, hermanos, esposa, con quien tiene un pequeño hijo.

Uno de sus promociones de la Escuela PNP de Amazonas hizo uso de la palabra antes de que sea sepultado, quien agradeció en todo momento por la calidad humana del efectivo policial para apoyarlo. “Gracias por muchas cosas, gracias por compartir, por ayudarme también cuando yo me sentía mal, una vez más te digo perdón por todo, mi jetón, mi mono Salas, como siempre te decíamos, siempre has sido una gran persona, un gran amigo, como hijo, buen colega, buen efectivo. Simplemente orare por tu alma para que Dios te acoja en su reino, te amo hermano. Hasta luego”, manifestó el efectivo policial.

Jean Carlos Rivera Salas por razones desconocidas decidió autoeliminarse al dispararse en la cabeza, pese a que sus colegas de la comisaría de Bagua Grande intentaron salvarle la vida y lo llevaron al hospital, lamentablemente ya no presentaba signos vitales y fue declarado muerto.

Contáctanos