A 9 meses del terrible crimen ocurrido en una vivienda colindante al colegio Señor de los Milagros en el sector Nuevo Horizonte en Jaén, donde un sujeto asesinó a puñaladas a su prima hermana, delante de una de sus hijas, la fiscal que investigó este caso, Dra. Emperatriz Caro Meléndez, logró que se le condene a más de 25 años de prisión por el delito de feminicidio agravado.

Este medio accedió a la condena que se ha dictado contra Marcelino Correa Becerra, a través de la figura procesal de conclusión anticipada, lograda por el Tercer Despacho de Investigación de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Jaén, condenándose al acusado a 25 años con 8 meses y 7 días de pena privativa de la libertad efectiva como autor del delito contra la vida, el cuerpo y la salud en su figura de feminicidio agravado (violencia familiar – contexto de confianza y en presencia de su menor hija de 11 años), en agravio de su prima hermana, Luz Elena Cubas Becerra.

Contundente

En audiencia judicial, la fiscal provincial Emperatriz Caro Meléndez expuso con medios probatorios que el acusado Marcelino Correa Becerra, el 27 de marzo de 2023, al promediar las 7 de la noche, cuando su prima hermana se encontraba al interior de la cocina de su domicilio, sito en la calle Mártires de Uchurucay de Jaén, ingresó el acusado y como la cena aún no estaba preparada, se enojó y la atacó con un cuchillo, causándole lesiones en el cuerpo, quitándole la vida en el acto, hechos que fueron presenciados por su menor hija de iniciales H.J.A.C. (11).

Se debe recordar que este hecho conmocionó a las decenas de adolescentes que salían a esa hora del colegio del lugar, debido a la frialdad del hoy condenado, a quien no le importó que haya estado menores de edad en la escena de sangre, incluso salió enajenado tras cometer el crimen y con cuchillo en mano intentó escapar del lugar.

Marcelino Correa Becerra, aquella fatídica noche, escapó de la vivienda, siendo retenido por lugareños con el arma blanca, y trasladado por la policía a las instalaciones de la comisaría para las diligencias de ley.

Trágico final

Según la investigación, Marcelino Correa Becerra y la que en vida fue Luz Elena Cubas Becerra son primos hermanos, por cuanto son hijos de las hermanas Ricardina Becerra y Nicolasa Becerra. Siendo que como el investigado se encontraba trabajando en labores de construcción civil con su hermano, éste habló con la ahora fallecida para que le diera pensión de alimentos desde meses atrás, por ello es que el investigado acudía con frecuencia a la casa de la ahora fallecida.

El 27 de marzo del 2023, al promediar las 5 de la tarde, Luz Elena Cubas Becerra y José Manuel Cruz Abad han estado conversando en la parte exterior de su domicilio, y luego se habría unido también el investigado Marcelino Correa Becerra. Cerca de las 7.00 p.m. aproximadamente, la mujer habría ingresado al interior de su domicilio, a la cocina, con la finalidad de preparar los alimentos para la cena y luego le habría seguido el investigado.

Alrededor de las 7.25 de la noche, cuando la menor de iniciales H.J.A.C. (11) se encontraba al interior de su sala, conjuntamente con sus amigas Yeimi (11) y Judiana (9), escuchó un grito de su madre “aaaayyyy”. Entonces, la menor con su amiga Yeimi corrieron a la cocina y allí vio a su madre que estaba forcejeando con el investigado, a quien le dicen “Chile”, observando que su madre estaba parada agarrándole las manos al investigado, quien tenía un cuchillo en la mano derecha y quería hincar a su madre, pero ella ya estaba herida, porque la menor ve que sangraba bastante de la parte de atrás.

La menor le grita “suéltala”, pero el investigado la empujó y casi le corta, y cuando estaba en el suelo ve que le propina otro cuchillazo en el pecho y su madre se cae de espaldas. Luego ve que le vuelve a tirar otro cuchillazo, la menor suplicaba que la suelte, pero su madre se quedó en el suelo desagriándose.

Durante las investigaciones, la menor que presenció la trágica escena, contó a las autoridades que se acercó a su madre y ella estaba sangrando demasiado, quien con un esfuerzo sobrehumano le pidió que apague la cocina, porque estaba prendida, ya que estaba friendo plátanos, y ya luego dio un último suspiro y se desvaneció.

La niña y sus amiguitas salieron a pedir auxilio hacia la calle, que a esa hora estaba concurrida por la presencia de vecinos en el lugar y de escolares saliendo del colegio, siendo los vecinos que ingresan a ver lo que ocurrió, mientras que otros van detrás del atacante, logrando retenerlo, a quien le preguntaba por qué cometido el crimen contra su prima hermana, pero el sujeto estaba también conmocionado. Un patrullero de Serenazgo llegó gasta el lugar del crimen y al notar herido a este sujeto lo llevaron al nosocomio, siendo ingresado de emergencia, diagnosticándole heridas en el brazo izquierdo por arma blanca, no siendo de gravedad. Al apuñalar a su prima hermana se hirió con el arma asesina.

DEBE SABER QUE

Desde el día de esta tragedia, fue el personal del Centro Emergencia Mujer de Colasay quienes asumieron el caso y brindaron el apoyo legal y psicológico a la familia de la mujer asesinada de varias puñaladas.

Contáctanos