¡LAMENTABLE! Un joven de 18 años sufrió un trágico accidente de tránsito cuando regresaba a su vivienda en el distrito de Saramiriza, al norte de la región Amazonas, al tratar esquivar una roca que había caído a la pista, perdió el control de la motocicleta en la que se desplazaba e impactó contra la roca, cayendo violentamente contra el pavimento, “partiéndose la cabeza”, literalmente.

Horas después fue encontrado en estado inconsciente por algunos transeúntes, quienes lo trasladaron al centro de salud de la zona, en donde le brindaron los primeros auxilios y a su vez indicaron que su estado de salud era crítico, por lo que se requería la presencia de sus familiares para su traslado a un hospital de mayor complejidad, debido a que se debatía entre la vida y la muerte, siendo referido al Hospital General de Jaén.

Muy grave

El joven fue identificado como Ebed Melec López Napatsa (18), quien acompañado de su familia fue traído desde Amazonas a Jaén, en donde les tocó pasar días muy duros, no solo por el mal estado del paciente, sino porque no tenían los medios económicos ni personas conocidas o familiares en esta ciudad, por lo que algunos de ellos tuvieron que pernoctar algunas noches en los exteriores del hospital.

“Nosotros hemos encontrado un familiar en Jaén, nos estamos quedando por aquí, estamos como se dice fastidiándolos, imagínese usted en estas fechas, pero ya mi hermano fue referido para el Hospital de Cajamarca, debido a que su estado es crítico, ahí solo se fue un hermano. Ahora estoy aquí en Jaén ayudando a un conocido para poder tener algo para la salud de mi hermanito”, expresó el hermano mayor del joven accidentado.

Según los exámenes médicos practicados a Ebed Melec López Napatsa (18), su parte más afectada es la cabeza, teniendo traumatismo encéfalo craneano grave, incluso algunos médicos informaron que era un milagro que se haya salvado, por las graves lesiones y fracturas que sufrió, razón por las que ha sido sometido a una cirugía de alto riesgo, por lo que ahora se encuentra en observación y con la probabilidad de que vuelva ser operado. Sus familiares se han encomendado a Dios para que pueda recuperarse y no pueda recaer, puesto que consideran que ya no podría resistir a otra operación, siendo también el factor económico otra de las grandes necesidades que atraviesan como familia para poder afrontar el difícil momento.

Familia desesperada

El hermano mayor se encuentra en Jaén aun asimilando qué hacer para apoyar al agraviado, debido a que psicológicamente se encuentran muy afectados. Sin embargo, han pedido apoyo solidario a las personas de buen corazón para costear los gastos de la salud del accidentado.

“Todo fue tan rápido como se dice, aún no parece que es de verdad, nosotros tenemos otra vida, otra forma de vivir, es muy difícil cuando nos dicen falta esto, tal medicina, cuesta tanto, nunca hemos pensado pasar por esto. Las fotografías de mi hermano son tan fuertes, la cicatriz de la cirugía también, depende a lo que digan los médicos veremos qué hacer en los próximos días. Él no tiene hijos, es un buen joven, siempre se dedicó a la chacra, espero que Dios y la población nos ayude en estos momentos, yo sé que todos somos hermanos y hoy por mi familia, mañana por ustedes”, indicó.

EL DATO

Cualquier ayuda lo puede realizar al Yape 943938786, como también cualquier llamada de coordinación, habiéndose habilitado además una cuenta en el BCP n.° 39578698398006. ¡Salvemos a Melec!

Contáctanos