Un niño de 8 años casi pierde la mano derecha al explotarle un cohetón cuando jugaba con un amigo en los exteriores de su vivienda en la calle Tupac Amaru, cuadra 5, en Morro Solar, Jaén.
El lamentable hecho se produjo al promediar la 1 de la mañana del 1 de enero del 2024, cuando el menor de nombre Fabiano Heredia Malca, luego de cenar con su familia, salió para jugar con un amiguito que vive al frente de su casa, ya que toda la ciudad era una fiesta por el año nuevo.
Sonia Ramos Fernández, madre del niño, indicó que su hijo le dijo que si podía ir a jugar en los exteriores de su vivienda, por lo que aceptó mientras lavaba los platos de la cena, pero pasó unos minutos y escuchó que su hijo pedía auxilio y al salir vio a su hijo desangrándose su mano derecha, sin saber que hacer, debido a que fue cuestión de minutos que su pequeño había salido.
“Hemos estado compartiendo con mis dos hijos, tranquilos, de verdad todo rápido, cuando pasó unos minutos escuche un fuerte sonido y luego a mi hijo pedir auxilio. Al salir mi hija mayor y yo entramos en pánico, la escena era demasiado fuerte, todo de sangre, la mano de mi hijo llena de sangre, mientras pedía auxilio con una mototaxi, me contaron poco a poco lo que pasó y fuimos al hospital de Jaén”, acotó la angustiada madre.

Peripecias de salud
En el servicio de emergencia del Hospital General de Jaén, refiere que su hijo continuaba sangrando, por lo que solicitó que fuese atendido, pero el personal de salud le informó que tiene que esperar que llegue el médico cirujano y puedan evaluar qué hacer, sin embargo, al ver a su hijo llorar de dolor y peor aún la sangre que discurría, decidió salir del nosocomio y llevarlo a un establecimiento particular.
“Mi hijo en ese momento me fue detallando que fue lo que pasó, contándome que fue a jugar con su amiguito de la casa del frente, en donde funciona una bodega, y les vendieron pirotécnicos por fechas de fin de año, pero de ahí no sacaron el cuete, sino que vieron que había un muñeco que no había sido quemado por completo, por lo que al verlo encontraron un cuetón. Dicen los vecinos que fue una rata blanca, mi hijito agarró este cuete y su amiguito lo prendió y explotó en sus manos, ocurriendo esta desgracia”, relató la señora Sonia Ramos.
Al considerar que no era atendido de la mejor manera su hijo, el lunes 1 de enero, al promediar las 2 y 30 de la tarde lo evacuó a la Clínica Jaén, en donde rápidamente el personal de salud le diagnóstico: traumatismo severo de mano derecha por explosión de artefacto pirotécnico, amputación de falanges distales del dedo medio y anular, heridas a colgajo severas de dedos medio, anular y meñique, por lo que procedieron a operarlo de manera rápida, razón por la que se encuentra recuperándose.

Apoyo solidario
La angustiada madre de Fabiano Heredia Malca, cuenta que es la única que se encarga del cuidado de su pequeño, por lo que ahora los recursos económicos han agotado, debido a que el menor tiene que estar internando por varias semanas, puesto que de forma diaria se le realizan curaciones, está con antibióticos para evitar la infección, antitrombóticos para evitar que los vasos lesionados se obstruyan con coágulos y se gangrenen los tejidos, analgésicos, antinflamatorios y curaciones 2 veces al día, lo cual demanda de dinero y teniendo en cuenta que aún estará internando, solicita el apoyo solidario de la población de Jaén.
Las personas de buen corazón que deseen colaborar pueden hacerlo mediante el número Yape 978512142, o a la cuenta N° 001102810200545647 del BBVA, o también al Banco de la Nación a la cuenta 04295589200.

Actividad prosalud
Los familiares de la señora Sonia Ramos Fernández han programado para este viernes 5 de enero una pollada pro salud, que se realizará en la vivienda del menor, ubicada en la calle Tupac Amaru N° 583, por lo que invitan a la población a colaborar en esta actividad. Para adquirir sus tarjetas pueden comunicarse al número 978512142.

Contáctanos