A plena luz del día y en una zona de alto tránsito, ayer, minutos antes de las 8 de la mañana, fue asesinado un morador en el interior de su domicilio, hasta donde llegaron dos personas vestidas de policías, aparentemente para entregarle una notificación, pero cuando lo tuvieron a tiro, uno de ellos le disparó sin piedad y acabó con su vida de varios disparos.

El hecho de sangre fue reportado por los vecinos del sector Linderos, en Jaén, quienes al escuchar los disparos rápidamente acudieron a la vivienda de don Balvino López Castro, de 50 años, encontrando a su esposa desesperada, intentando reanimarlo, pero desafortunadamente los impactos de bala acabaron de forma inmediata con la vida del conocido morador cuya vivienda está ubicada cerca a la garita de control de Linderos, en la margen izquierda de la carretera Jaén – San Ignacio.

Al correrse la voz del crimen, otro grupo de vecinos rápidamente en sus vehículos avanzaron por la carretera para dar aviso y pedir apoyo a un patrullero de la policía que hacia sus rondas matutitnas, quienes rápidamente llegaron a corroborar la informaron y dieron parte al personal policial de investigación criminal, razón por la que al promediar luego de unos minutos se hizo presente al lugar del crimen, el representante del Ministerio Público, Dr. Luis Cabrera Herrera, acompañado de la médico legista, Melissa Mori, el necropciador y personal policial de la Depincri.

Diligencias de ley

Debido a que encontraron cuatro casquillos de bala, el fiscal Cabrera Herrera coordinó con el jefe de la Depincri para que se solicite la presencia de peritos especializados de Bagua Grande, por lo que las diligencias de levantamiento de cadáver se realizaron en horas de la tarde, con la presencia precisamente de un perito de escena del hecho y balística.

Durante horas de la mañana, mientras efectivos de la comisaría de Jaén cuidaban la escena y el cadáver, los vecinos se fueron acercando para poder dar el pésame a la esposa del fallecido, con quien tuvo cuatro hijos, al igual que sus hermanos, quienes solicitaron a las autoridades sean rápidas en poder dirigir la investigación, debido a que don Balvino López Castro es una persona de bien y que no tenía problemas en su sector, además trabajaba como albañil, aunque revelaron que el único problema habría sido porque desalojó a unos invasores de su terreno, ubicado por el área de la Universidad Nacional de Cajamarca, ubicado en la carretera Jaén – San Ignacio.

Levantamiento de cadáver

Al promediar las 4:30 de la tarde, el personal policial acompañado del fiscal Dr. Luis Alberto Cabrera Herrera, en el kilómetro 23 de la carretera Jaén – San Ignacio, en la vivienda de material noble de un solo nivel, techo de concreto, fachada de ladrillos pintados de color rojo con blanco, en presencia de la señora Susana Lelis Jara Tapia, de 50 años, casada, ama de casa, quien manifestó ser la propietaria del inmueble, se procedió al levantamiento del cadáver de quien en vida fue Balvino López Castro, de 50 años.

Los responsables de la investigación corroboraron que el primer ambiente de la vivienda funcionaba como una tienda en donde se vendía distintos productos de primera necesidad, Además, al costado de una mesa de metal y un congelador color blanco se encontraba el cuerpo sin vida, cubierto con una sábana color celeste, quien quedó en posición decúbito dorsal, es decir, boca arriba.

Evaluación legista

Como parte de las diligencias, la médico legista y el técnico necropciador procedieron a realizar el examen externo del cadáver, teniendo los siguientes resultados: un disparo en la cara con salida en la cabeza en la región parietal derecha, otro disparo en el hombro derecho y en el tórax, y en la cavidad abdominal en la región lumbar izquierda.

Según el informe del médico legista, la causa de muerte fue perforación encefálica, signos clínicos de fractura cráneo-facial, heridas perforantes cabeza-abdomen en el miembro inferior derecho, herida penetrante en tórax, agente causante proyectil de arma de fuego tipo proyectil disparado a largo distancia por mano ajena. Cuyo tiempo aproximado de muerte fue de 8 a 9 horas.

Asimismo, el necropciador en el mismo lugar donde falleció don Balvino López Castro procedió a realizar la apertura de las cavidades corporales, debido a que se han encontrado suficientes evidencias para establecer la causa de muerte y agente causante, esto debido a la negativa de la familia, de que el cadáver sea trasladado a la morgue de Bagua Grande.

EL DATO

En la misma vivienda se está velando al cuerpo sin vida de don Balvino López Castro, ante el lamento de sus familiares, quienes exigen que la PNP establezca responsabilidades y capture a los autores del crimen, ya que existen vídeos de este acto criminal que servirían para identificar al asesino.

Contáctanos