Por la presunta comisión del delito contra la administración pública en la figura de cohecho pasivo propio, han sido denunciadas tres personas por los hechos escandalosos generados durante un operativo en el establecimiento comercial Karaoke 301, hoy Discoteca Ultra, en donde el administrador encaró a la funcionaria municipal que le pagaba coima a través de su pareja sentimental.

Fuentes de la Fiscalía Provincial Penal Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lambayeque revelaron a este medio que la denuncia parte de la Procuraduría Pública de la Municipalidad Provincial de Jaén, siendo los imputados tres personas: una exfuncionaria municipal, el empresario discotequero y un tercer sujeto que habría cumplido el rol de intermediario.

  1. Melaine Grysel Escudero Farro, ex funcionario público responsable de la Subgerencia de Fiscalización y Control Administrativo de la MPJ.
  2. Santiago Manuel Suclupe Coronel, en su condición de administrador del establecimiento comercial Karaoke 301 o Discoteca Ultra de esta ciudad de Jaén.
  3. Ronald Daniel Huamán Guzmán, en su condición de ser el presunto cobrador de la coima aludida.

La denuncia

El 6 de enero del 2024, la subgerente de Fiscalización y Control Administrativo, junto a la policía, serenos y personal administrativo de la MPJ, se apersonaron al Karaoke 301 o Discoteca Ultra, ubicada en la calle Mariscal Ureta N° 1630 de Jaén. Era las 11:22 de la noche aproximadamente, a fin de realizar labores de fiscalización.

En estas circunstancias, la exfuncionaria municipal fue increpada por el administrador del establecimiento Santiago Manuel Suclupe Coronel, a viva voz por el micrófono del local, en donde le indicó que le habría cancelado sumas de dinero a favor de la funcionaria publica abogada Melaine Escudero, a través de su pareja sentimental, Daniel Huamán, a fin de que no clausuren su establecimiento comercial y le dejaran trabajar fuera del horario establecido; sin embargo, a consecuencia de que se había dejado de pagar a la citada funcionaria, esta había optado por realizar fiscalización en el referido establecimiento a fin de clausurarle.

Presuntas responsabilidades

Según la denuncia realizada por Procuraduría de la MPJ:

  • A la denunciada Abg. Melaine Escudero Farro, en su condición de Subgerente de Fiscalización y Control Administrativo, se le imputa de que habría aceptado o recibido donativo, promesa o cualquier otra ventaja o beneficio, hecho que se advertiría en un video. Se sindica que habría recibido por interpósita persona cantidades de dinero a fin de no realizar determinadas funciones de fiscalización u retardar operativos en determinados establecimientos comerciales (versión realizada por denunciado Santiago Manuel Suclupe Coronel).
  • Al denunciado Santiago Manuel Suclupe Coronel, en su condición de administrador del establecimiento comercial Karaoke 301 o Discoteca Ultra, habría aceptado la entrega de dinero de forma semanal a favor de la funcionaria de la Subgerencia de Fiscalización y Control Administrativo de la Municipalidad Provincial de Jaén, a fin de evitar la fiscalización y posterior clausura de su establecimiento comercial.
  • En tanto, el denunciado Ronald Daniel Huamán Guzmán, en su condición de supuesta pareja sentimental de la exfuncionaria Melaine Escudero Farro habría servido como colaborador y/o instigador para que el Sr. Santiago Manuel Suclupe Coronel, administrador del Karaoke 301 o Discoteca Ultra, realice depósitos de forma semanal a la su cuenta corriente o de personas cercanas al denunciado, hecho que habría sido ratificado por  el denunciado Santiago Manuel Suclupe Coronel en entrevistas brindada a medios de comunicación.

Art. 393. Cohecho pasivo propio

El funcionario o servidor público que acepte o reciba donativo, promesa o cualquier otra ventaja o beneficio, para realizar u omitir un acto en violación de sus obligaciones o el que las acepta a consecuencia de haber faltado a ellas, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cinco ni mayor de ocho años e inhabilitación conforme a los incisos 1 y 2 del artículo 36 del Código Penal y con ciento ochenta a trescientos sesenta y cinco días-multa.

El funcionario o servidor público que solicita, directa o indirectamente, donativo, promesa o cualquier otra ventaja o beneficio, para realizar u omitir un acto en violación de sus obligaciones o a consecuencia de haber faltado a ellas, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de seis ni mayor de ocho años e inhabilitación conforme a los incisos 1 y 2 del artículo 36 del Código Penal y con trescientos sesenta y cinco a setecientos treinta días-multa.

El funcionario o servidor público que condiciona su conducta funcional derivada del cargo o empleo a la entrega o promesa de donativo o ventaja, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de ocho ni mayor de diez años e inhabilitación conforme a los incisos 1 y 2 del artículo 36 del Código Penal y con trescientos sesenta y cinco a setecientos treinta días-multa.

Contáctanos