Segundo Antero Samame Luliquis había encontrado el refugio perfecto en Jaén para no ser capturado por la policía, debido a que es buscado tras ser denunciado por acabar con la vida de su esposa en el año 2015; sin embargo, su suerte se le acabó la noche del sábado, cuando fue sorprendido por personal de inteligencia de la Depincri Jaén.

El anciano de 67 años fue intervenido a unos metros de un terminal interprovincial, en donde fue interceptado por los efectivos de la policía, a quienes intentó sorprender que no conoce esta ciudad y que había perdido sus documentos, pero al realizar el control de identidad fue identificado plenamente.

Segundo Antero Samame Luliquis (67), natural del caserío Las Palmas, en la provincia de Cutervo, de ocupación agricultor, actualmente vivía en el caserío de Vistalegre Bajo, en la provincia de Jaén. Cuando se ingresó sus datos sistema local y nacional de requisitorias arrojo “positivo” para requisitoria vigente, por el delito contra la vida, el cuerpo y la salud, en su modalidad de feminicidio, solicitado por el Juzgado Penal Colegiado de Alto Amazonas -Maynas – Loreto, con oficio actualizado al 12 de enero del 2024.

Los hechos

Según información de medios de comunicación, los primeros días de febrero del 2016, señalaban que este sujeto era el hombre más buscado en Alto Amazonas, a quien se le acusaba de haber desaparecido a su mujer y haber matado a su segunda cónyuge, tras golpearla y estrangularla, razón por la que desde esa fecha se encontraba como no habido.

Segundo Antero habría matado con sus propias manos a su segunda esposa, ya que, tras golpearla, la estranguló y la dejo muerta. La mujer fue identificada como María Rosa Flores Izquierdo, ocurriendo los hechos el 22 de octubre del 2015.

El presunto asesino desapareció y solo mantuvo una comunicación telefónica con su hija, a quien le confesó que había golpeado a su madre y luego la mató, razón por la que fue denunciado posteriormente.

Samame Luliquis, en el 2016, también era acusado por los familiares de su primera esposa, de haberla matado, debido a que desapareció y extrañamente este no dio cuenta a la policía para su búsqueda, por lo que también se formó una investigación por este caso, por lo que tendrá que responder ante la justicia, que determinará su situación legal.

Contáctanos