Un grupo de cuatro menores de edad, tres varones y una mujer, además de un joven de 18 años, fueron intervenidos por el personal del Grupo Terna de Jaén luego de que participaran del arrebato de un celular y un monedero a una humilde madre de familia, apodando a estps malhechores como “Las Ardillas de Jaén”.

Los hechos se dieron en la av. Pakamuros y Chinchaysuyo, cuando los agentes policiales se percataron que el conductor de una mototaxi, a bordo de una fémina como pasajera, ingresaba hacia la av. Pakamuros procedente de la calle Chinchaysuyo a excesiva velocidad, haciendo maniobras peligrosas. Por ello, se procedió a intervenir policialmente al conductor, quien había bajado del vehículo y se estacionó en la cuadra 16 de la av. Pakamuros, aparentemente, porque había tenido algunos desperfectos en el vehículo.

El conductor del vehículo fue identificado como Carlos Darwin Diaz Romero (18), refiriendo espontáneamente: “Yo no tengo el celular, otro lo ha llevado en una moto blanca Twister 125, sin espejos”. De manera simultánea se identificó a la pasajera del vehículo de iniciales M.S.S.Q. de 15 años, confesando de parte su participaón en el hecho delictivo.

El mayor de edad y la menor de edad, junto al vehicular, fueron trasladados a la dependencia policial, en donde en el interrogatorio policial no supieron qué responder ante las preguntas de la policía. Carlos Darwin Diaz Romero (18) precisó de manera espontánea “El que ha llevado el celular se encuentra hospedado en el hotel Nicoll, en la habitación 401, por Mirasol y se llama Diego”, precisando que dicho celular lo habían sustraído minutos antes a una mujer en la calle Tahuantinsuyo.

Personal policial se dirigió al Hotel Nicoll, ubicado en la calle María Parado de Bellido, cuadra 15, con permiso de la responsable de recepción ingresaron a la habitación 401, encontrando al menor de 17 años, de iniciales D.S.P., quien muy nervioso al ver la presencia policial, señaló: “Yo arrebaté el celular, pero yo no lo tengo, lo tiene el Pipo, que se llama Jefri y es dueño de la moto Twister 125 blanca y vive en la gallera La Catagua”.

En la habitación, se encontró también a otra persona de sexo masculino, de 15 años, de iniciales L.P.N.N., asimismo, se encontró en el velador del hotel donde se escondían los dos menores de edad quince bolsitas de cannabis sativa (marihuana).

Al continuar con la intervención, el personal policial del Grupo Terna se dirigió a la gallera denominada La Catagua. En el ingreso descampado observaron en el interior una moto lineal marca Honda, modelo CB125 Twister, sin espejos, encontrando a otro menor de 15 años, de iniciales J.A.T.B., a quien al efectuársele el registro personal se le encontró en el bolsillo posterior de su short un equipo celular táctil, marca Motorolla, color plata, con chip interno de operador movistar funcionando.

El personal policial informó de la intervención de los menores de edad y el mayor de edad a la representante del Ministerio Público, Nery Elizabeth Bravo Dávila, fiscal de turno de Jaén y responsable de la investigación, de igual forma al abogado Pedro Vásquez Deza, fiscal provincial Civil y de Familia, para las diligencias con todos los menores, quienes quedaron inmersos en el presunto delito de hurto, como parte de una presunta banda delictiva denominada Las Ardillas de Jaén.

Contáctanos