Los dos presuntos delincuentes que fueron trasladados al Hospital General de Jaén, luego que recibieron varios disparos por parte del personal policial vestían uniforme policial, aparentemente para confundir a sus víctimas y a la población ante una eventual fuga por la zona.

Fueron identificados como Jimy Jhon Risco Núñez (37), quien portando un chaleco de la policía fue ingresado al servicio de emergencia, donde le diagnosticaron fractura de pierna izquierda por entrada y salida de bala. El otro herido es Edilberto Salas Huamán (38), quien también ingresó al servicio de emergencias del Hospital General de Jaén, también habría estado con indumentaria policial, incluso portaba guantes quirúrgicos, con la finalidad de no dejar huellas o rastros del uso de armas de fuego. A este sujeto le diagnosticaron herida de bala de entrada y salida en los brazos, herida de bala en la parte inguinal – lumbar de entrada y salida.

Según personal de salud del servicio de emergencias, su diagnóstico no sería complicado y estarían fuera de peligro ya que a ninguno de los individuos se les fueron afectados sus órganos internos con los disparos que los propinaron para repelerlos en respuesta al ataque que hicieron a los agentes del orden.

Familiares en HGJ

Por el accionar criminal, con armas de fuego, vestidos con indumentaria de policía, se creía que estos delincuentes eran de otras ciudades, sin embargo, horas después de ser ingresados al nosocomio se hicieron presentes algunos de sus familiares para preguntar cómo estaban los heridos, negando que eran delincuentes ni tampoco policías, aparentemente, no sabían cómo habían sido baleados.

Según ficha Reniec, los detenidos son todos naturales de la provincia de Jaén:

  1. Edilberto Salas Huaman, de 38 años, es natural de Jaén y su domicilio es en sector de Morro Solar.
  2. Jhnimy Jhon Risco Núñez, de 37 años, es natural de Jaén y su domicilio figura en el sector de Pueblo Libre.
  3. Ever Zavaleta Rivera, de 32 años, es natural de Jaén y domicilia en el sector Morro Solar.
  4. Berthoni Montenegro Altamirano, de 40 años, es natural de Jaén, pero su domicilio es en Shucushyacu, provincia de Alto Amazonas – Loreto.

La investigación de los cuatro maleantes que formarían parte de la presunta banda criminal “Los Sanguinarios del Nororiente” fue dispuesta del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) de Jaén, razón por la que hasta el Hospital General de Jaén se constituyó el jefe de esta unidad de investigación, comandante PNP, Gustavo Sánchez Padilla, para las diligencias preliminares.

De igual forma, se puso de conocimiento al representante del Ministerio Público, abogado Walter Mundaca López, fiscal de turno y responsable de la investigación, quien dispuso que permanezcan detenidos los cuatro individuos para las investigaciones preliminares, revisándose sus antecedentes, incautándose las armas de fuego y otras acciones para esclarecer los hechos y determinar su situación legal.

En un video de la intervención, dos sujetos confirman que estaban perpetrando el hecho delictivo, por lo que el final de estos cuatro malandrines sería la cárcel y de acuerdo a la tipificación de los delitos contra la libertad, contra la seguridad pública y contra el patrimonio su pena no sería menor a 15 años de cárcel.

Contáctanos