Una madre de familia quedó con múltiples fracturas y heridas en diferentes partes del cuerpo tras sufrir un terrible accidente de tránsito cuando se desplazaba junto a su pareja por la carretera FBT, en el tramo entre los caseríos de Cuica y Chiple.

Ana Raquel Veliz Carrión (39) iba en compañía de su esposo, a bordo de una moto lineal cuando se cruzaron con un vehículo que no les bajó las luces, haciéndole perder la visión de la vía, lo que generó un despiste hacia la cuneta de la vía, siendo la pasajera la que se llevará la peor parte de este accidente.

La camioneta huyó del lugar sin prestarles auxilio, siendo el conductor quien recibió el menor impacto del accidente, por lo que se puso de pie y pidió ayuda a todo vehículo que pasaba por la zona para trasladar a su esposa hasta un establecimiento de salud, debido a que sufrió diversas lesiones y fracturas, quedando expuestos varios huesos de su pierna derecha.

Auxilio inmediato

Un vehículo que pasaba por el lugar los auxilió de inmediato y los traslado hasta la ciudad de Jaén, llevándolos a una conocida clínica para ser atendidos. Los familiares mencionan que personal de la clínica les recomendaban amputarle parte de la pierna a la mujer, puesto que tenía diversos huesos rotos, a lo que la familia se negó rotundamente y lo trasladó al Hospital General de Jaén, donde se le atendió las heridas y controló la hemorragia.

Un familiar refiere que un médico del hospital al ver la situación crítica de la mujer les mencionó que si iba a operar de inmediato a la mujer y que no lo trasladen a otro lugar. “El doctor que estaba de turno nos dijo que no la llevemos a otro lugar que sí la iba a operar a mi hermana, nosotros nos confiamos y lo dejamos a mi hermana allí, pero al día siguiente no lo abían intervenido, a pesar que nos hicieron compran instrumental para la operación por un costó de 8 mil 050 soles”, alegó un hermano de la mujer.

“Son las 9 de la noche del sábado, dicen que hay problemas con el SOAT y mi hermana aún no es operada. Los médicos dicen que la van a operar, pero que le dan prioridad a las cesáreas, yo no digo que no sean prioridad, pero el caso de mi hermana es una emergencia, si no la operan va a perder su pierna, creo que eso esperan los doctores, solo cortar la pierna y listo”, agregó su hermano.

Traslado a clínica

Al ver este complicado panorama, los familiares decidieron sacar a la paciente del hospital para trasladarla a la Clínica Jaén y hagan una intervención de manera urgente, pues se temía que la parte afectada se infecte y no tengan más solución que amputarle la pierna.

Después de realizar los pagos correspondientes lograron sacar a la mujer y ser trasladada a la Clínica Jaén, en donde la operaron cerca de la 1:00 de la mañana del domingo. Tras la intervención quirúrgica, Ana Raquel salió bien de la operación, pero el trascurso de los días será crucial para ver su evolución.

“Perdieron mucho tiempo en realizar la cirugía y eso ha complicado el cuadro. El tiempo transcurrido desde el accidente hasta la cirugía es muy valioso”, informó el médico de turno de la Clínica Jaén.

Como toda operación tiene un riesgo, se espera que evolucione y pueda ir mejorando de a pocos, ya que de no ocurrir ello, solo se podría realizar una amputación parcial de la extremidad, en la parte más afectada, por lo que sus familiares pidieron una cadena de oraciones, esperan un milagro y que Ana Raquel siga luchando por su vida. “Se ha realizado muchas técnicas para poder dejar viable la pierna, ahora depende de la resistencia de la paciente, del tratamiento médico y de Dios. Esperemos que todo vaya bien”, finalizó el médico de turno.

Contáctanos