Una mujer fue asesinada a puñaladas por su conviviente, quien luego de este macabro hecho se quitó la vida ahorcándose tras una discusión por celos en su vivienda ubicada en el distrito de San José de Lourdes, provincia de San Ignacio.

Este crimen ocurrió ayer en horas de la mañana, cuando un morador de la zona escuchó gritos de una mujer producto de que era golpeada y decidió avisar a la policía, quienes minutos después llegaron al lugar de los hechos, encontrando a la pareja sin vida.

Según información policial, a las 9 de la mañana, a la comisaría rural de San José de Lourdes ingresó una llamada telefónica de una persona se sexo masculino, quien contó sobre un hecho de violencia contra la mujer en un inmueble cercano a su casa, ubicada en el jirón Manco Cápac S/N – San José de Lourdes, solicitando la presencia policial.

Escena trágica

Los efectivos de la comisaría se agenciaron de sus armas de reglamento y se dirigieron al lugar de los hechos con la finalidad de corroborar la información recibida, pero al llegar a la vivienda rústica de donde se reportaron los hechos de violencia, tocaron la puerta por varios minutos, pero nadie les abría, y en el interior había un silencia sepulcral.

La vivienda estaba construida sus paredes con madera y techo de calamina, de un solo piso, con una puerta principal de ingreso de cinco tablas de madera, la misma que se encontraba asegurada por la parte interior con armellas y un candado.

Durante varios minutos, los efectivos tocaron la puerta en reiteradas oportunidades, así como llamaban a los ocupantes en voz alta, no pudiendo tener alguna respuesta, por lo que continuaron preguntando si había personas al interior del domicilio, lográndose observar por una rendija de la pared en una cama, a una mujer acostada, sin responder al llamado, notándose manchas de sangre a su alrededor.

Los efectivos policiales buscaron la forma de ingresar a la vivienda rustica, toda vez que se presumía de un hecho delictuoso, optando por violentar la puerta principal de la vivienda. Ya en el interior la escena era tenebrosa y macabra. A unos metros de la puerta de ingreso se encontró a una persona de sexo masculino, con polo deportivo, colgado del cuello con un cable de luz color negro hacia una viga de madera.

Dos cadáveres 

Al tomar pulso de esta persona, ya no presentaba signos vitales, se había ahorcado, siendo identificado como Eliseo Rojas Silva (40), natural del distrito de Huasmin, provincia de Celendin, agricultor de la zona.

En el ambiente que continúa del inmueble, que es un dormitorio, se encontró a una mujer acostada, pero con diversos cortes de cuchillo en el cuerpo. Vestía una blusa color celeste, falda color celeste, trusa color rojo, presentando restos de sangre en la parte del tórax, piernas, lesiones en dedo anular (fracturado) de su mano izquierda, sin signos de vida.

La mujer fue identificada como Marita Guerrero Gallardo (23), natural de Bagua Grande, provincia de Utcubamba, ocupación ama de casa, con domicilio en el Jr. Manco Capac 108, distrito San José de Lourdes, provincia de San Ignacio.

Investigaciones

Al tratar de reconstruir lo ocurrido y por testimonios de los vecinos, se presume que el sujeto se peló con su conviviente, luego la golpeó y apuñaló hasta matarla. Cegado por la ira y los celos y para evitar ser apresado decidió acabar con su vida ahorcándose en una viga de su vivienda, dejando el desolador panorama para los agentes policiales y curiosos que llegaron al lugar.

El personal policial de San José de Lourdes comunicó la tragedia al fiscal de turno de San Ignacio, Dr. Aldo Atilano Calderón Vílchez, para que participe de las diligencias del presunto feminicidio de Marita Guerrero Gallardo (23) y el posterior suicidio del autor de este crimen, Eliseo Rojas Silva (40).

Rápidamente legó al lugar de los hechos el fiscal de turno, en compañía del médico legista Dr. Raúl Ricapa Castillo y del técnico forense Luis Fernando Puescas Zamora, de la Unidad de Medicina Legal de la Provincia de San Ignacio, los mismos que realizaron las diligencias conforme a ley.

Sobre la presuntiva muerte de suicidio de Rojas Silva (40) se determinó como causa de muerte: ahorcamiento por lazo constrictor, mientras que en el caso de la mujer se tiene la presuntiva muerte de feminicidio obteniendo como diagnóstico de muerte: shock hipovolemico, herida punzo cortante penetrante en tórax, agente arma blanca tipo punzo cortante.

Los dos cadáveres iban a ser trasladados a la morgue de Bagua para la necropsia de ley, pero hubo oposición de sus familiares indicando que se conocía de qué murieron ambos, por lo que se negaron a que les practiquen la necropsia de ley, siendo entregados los dos occisos a sus familiares para las exequias correspondientes.

Contáctanos