A 15 años de pena privativa de la libertad fue condenado el sujeto Miguel Eugenio Sernaqué Tesén, en calidad de autor de los delitos contra la libertad sexual en su modalidad de tocamientos, actos de connotación sexual o actos libidinosos en agravio de una menor de 10 años de edad.

La investigación estuvo a cargo de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Jaén, a cargo del doctor Jhonny Raúl Sotero Zeta, quien en juicio oral acreditó la responsabilidad penal del acusado, al demostrar que se hacía llamar como “William” y que realizó tocamientos a la menor el 11 de abril del 2022.

Asimismo, acreditó la reincidencia de la actividad delictiva del acusado, quien había purgado condena por un delito anterior y había obtenido su excarcelación el 06 de septiembre del año 2017.Por esta razón, se ordenó su ubicación y captura a nivel nacional y cancele por concepto de reparación civil la suma de S/. 6,000.00 a favor de la agraviada.

Se debe mencionar que desde que se realizó la denuncia, el personal del Centro Emergencia Mujer de Colasay asumió la defensa y el apoyo psicológico de la víctima.

Los hechos

El pasado 11 de abril del 2022, cerca de la medianoche, en circunstancias que, la menor de iniciales M.E.S.F., quien en ese momento tenía 10 años de edad, se encontraba echada en su cama viendo televisión, en el interior de su domicilio ubicado en el sector de Fila Alta, tocaron la puerta y al preguntar quién era no le contestaron, entonces, pensó que era su madre, por tanto, procedió a abrir la puerta y en ese momento se percató que no se trataba de su madre, sino del imputado Miguel Eugenio Semaque Tesén, a quién conoce con el apelativo de “William”.

El imputado le preguntó a la menor agraviada si se encontraba su madre, respondiéndole la niña que no se encontraba en ese momento. Allí, se acercó el hermano de la menor, quién se encontraba en la cocina, y el sujeto le preguntó si se encontraba su mamá, respondiéndole dicho menor que no se encontraba.

A solas

Posteriormente, el imputado le pidió al hermano de la agraviada que le hiciera un favor, consistente en que se dirija en ese momento a la casa de la mamá de otro menor a llamarla para que bailara con él y sus amigos, pues se encontraba cerca del inmueble de la agraviada (en diagonal a unos 20 metros), ingiriendo bebidas alcohólicas; ante esto, el menor optó por ir a cumplir lo solicitado por el imputado.

Miguel Eugenio Sernaque Tesén se aprovechó de encontrarse solo con la menor agraviada, para proceder a agarrarle duro sus senos diciéndole: “dame un besito, calladito de tu mamá”; pero, la menor se alejaba. Después le cogió su trasero y su seno izquierdo.

Luego de unos minutos, regresó el hermano de la víctima ya que no llegó a la vivienda que lo envió el imputado porque le dio pereza, encontrándose en el trayecto que retornaba con Miguel Eugenio Sernaque Tesén y su amigo “Trompas” que pasaba por ahí, procediendo el imputado a abrazarlos a ambos.

Le contó a su mamá

Al día siguiente de los hechos, la menor acudió a su mamá y le contó que en la noche llegó don William (el imputado), quien preguntó por ella, luego su hermano se fue y ahí aprovechó el momento para tocar sus partes íntimas (senos y trasero), además, diciéndole que le pidió que le dé un beso.

Ante lo cual, su madre le preguntó si no estaba mintiendo, no obstante, la menor continuó persistiendo en la incriminación y le dijo que le pregunté a su hermano Kevin si anoche llegó Don William; su hermano, indicó que, si era cierto, en este momento la madre y la menor agraviada fueron a la comisaría donde narró los hechos en su agravio.

Contáctanos